Contenido de Path of Fire

Encender la llama

De Guild Wars 2 Wiki
Saltar a: navegación, buscar
Encender la llama
Año
1325 d.É
Argumento
Falta argumento
Capítulo
Falta capitulo
Localización
Las Ruinas Hundidas
(Oasis de Cristal)
Nivel
Falta nivel


Precedido por
La última oportunidad
Seguido por
Sin Especificar

Encender la llama es el prólogo y el primer episodio de la historia de Path of Fire.

Objetivos[editar]

Ábrete camino hasta el Oasis de Cristal en el Desierto de Cristal.
  • Espera a que la aeronave atraque.
  • Dirige a la Guardia del león hacia la pirámide.
  • Investiga a qué viene tanto alboroto.
  • Derrota a los atacantes forjados:
Barra de eventos.jpg
Evento espadas (mapa icono).png
  • Derrota al heraldo de Balthazar.
Barra de eventos.jpg
Evento jefe (mapa icono).png
  • Persigue al Heraldo de Balthazar.
  • Derrota a las fuerzas de Balthazar.
Barra de eventos.jpg
Evento espadas (mapa icono).png
  • Derrota a los sabuesos de guerra forjados.
  • Eliminados: 0/2 Sabuesos de guerra forjados
  • Habla con Tasa y Aksim.
  • Apaga el incendio del corral de raptores.
  • Monta en el raptor.
  • Vuelve con Aksim y recibe la silla de raptor.
  • Usa el atajo de teclado de montar para llamar a tu montura.
  • Entra en la mina.
  • Atraviesa la mina.
  • Elimina las arañas de cueva.
  • Arañas de cueva restantes:
Barra de eventos.jpg
Evento espadas (mapa icono).png
  • (Opcional) Usa la habilidad de entrar en combate Desmontar para dañar a una de las arañas de cueva.
  • Sal de la mina y accede al Desierto de Cristal.
  • Aproxímate a la puerta norte de Amnoon.

Corazones de prestigio[editar]

Corazón completo (mapa icono).png Domina la monta de raptores (80)

Recompensas[editar]

Guía[editar]

Una vez la aeronave haya llegado, baja y llega a la entrada de la tumba. Una vez dentro, tendrás que derrotar a algunos Forjados. Tras derrotarlos, llegará el jefe Heraldo de Balthazar. Durante la pelea, empezará a asesinar ciudadanos cercanos. Cuando le quede alrededor de 80% de vida, empezará a huir.

Te llevará a una aldea que también está siendo atacada por los Forjados. Mátalos y enfréntate de nuevo al Heraldo. Esta vez escapará e invocará dos sabuesos de guerra forjados. Derrótalos y habla con Tasha y Aksim. Aksim te pedirá que hagas un corazón de prestigio. Usa cubos de agua y el extintor para apagar el fuego cercano, revive a los aldeanos derrotados y usa el raptor para llegar a zonas inaccesibles. Una vez hayas completado el corazón, vuelve a hablar con Aksim.

Vuelve al norte a la mina y usa tu raptor para saltar sobre los hoyos. Mata a las arañas para continuar. Sigue al norte hasta que llegues a donde la minera y entra en la Ciudad Libre de Amnoon. Allí, el jinete te hablará y finalizarás esta instancia de historia.

Logros[editar]

Path of Fire Acto 1.png
Path of Fire: Acto 1
Logros totales: 3 Arenanet Points.png
Corazón ignífugo Arenanet Points.png
Rescata a la gente de la Aldea del Buscador sin recibir daño por quemadura.Misión de historia: Encender la llama Has evitado quemaduras de las llamas en la Aldea del Buscador. Arenanet Points.png
Martillo y tenacillas Arenanet Points.png
Sobrevive a tu encuentro con el heraldo de Balthazar sin sucumbir a su ataque Condena de heraldo.Misión de historia: Encender la llama No has sido golpeado por Condena de heraldo ni una sola vez. Arenanet Points.png
Este logro recompensa un objeto Encender la llama Arenanet Points.png
Completa la misión "Encender la llama".Diario: "Encender la llama" completada
Recompensa: Skill.png Alijo de monedas de Kourna
Paso de historia "Encender la llama" completado. Arenanet Points.png

PNJs[editar]

Aliados[editar]

Enemigos[editar]

[editar]

<Nombre de personaje>: No parece que hayamos llegado a Amnoon.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Siento el cambio de planes, pero hemos visto humo viniendo de esa pirámide.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Kiel nos dio órdenes, así que vamos hacia allí.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Si quieres quedarte a bordo, te llevaremos a Amnoon tan pronto como volvamos.
<Nombre de personaje>: No he llegado hasta aquí para admirar las vistas. Voy contigo.
Mirando a las pirámides
<Nombre de personaje>: (silbido) Esa estructura es enorme.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Nuestras cartas de navegación no dicen nada sobre pirámides gigantes. No sabía que nuestra información estaba tan desactualizada.
<Nombre de personaje>: Ha sido difícil para los cartógrafos ponerse al día. Toda esta región ha estado cerrada desde que Palawa Joko tomó el poder.
Llegando al interior
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: ¡Parece que podría hundirse en cualquier momento!
Desconocido: (grito)
<Nombre de personaje>: ¡Eso ha venido de dentro!
En el interior
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: ¡Que me aspen! Matan por deporte. Deben de ser los Forjados de los que he oído hablar.
<Nombre de personaje>: Esperaremos a haber acabado antes de hacer esa presentación.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Si es que queda alguno, ¿eh, comandante?
Tras derrotar a los atacantes
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: ¡Atención! ¡Vienen refuerzos!
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Esperad, es solo una unidad...
Heraldo de Balthazar: ¡Bienvenido al desierto, comandante!
<Nombre de personaje>: ¿Y tú eres?
Heraldo de Balthazar: El heraldo de Balthazar. Y tengo una oferta para ti.
Heraldo de Balthazar: Ha decidido perdonarte por interferir con los dragones de fuego y hielo.
Heraldo de Balthazar: Uníos a él y derrotad al dragón de cristal. Tan solo quiere liberar Tyria de sus garras.
<Nombre de personaje>: ¡Tu dios miente! Y llevar la guerra a esta gente no os ayudará a derrotar al dragón.
Heraldo de Balthazar: Mala elección.
Durante la pelea contra el heraldo de Balthazar
Aldeana: ¡No! ¡No lo hagas, por favor!
<Nombre de personaje>: ¡Detente!
Heraldo de Balthazar: Cada vida que quito se une al ejército de Balthazar.
Heraldo de Balthazar: Renacerán en su nombre, como me pasó a mí.
Aldeano: ¿Por qué haces esto?
Heraldo de Balthazar: Desafiarle no es un acto sensato.
Aldeana: Kormir, escucha mi plegaria: ¡sálvanos!
<Nombre de personaje>: Fidus, mantén la posición y ayuda a esta gente. Voy a ir tras ella.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Pero... eso es exactamente lo que quiere.
<Nombre de personaje>: Lo sé. Estaré bien. Prepárate para recibir a los supervivientes que te envíe.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Sí, comandante.
Durante la persecución
<Nombre de personaje>: ¡Id a la pirámide para poneros a salvo!
<Nombre de personaje>: Tenemos fuerzas allí listas para protegeros.
Aldeana: ¡Gracias!
Heraldo de Balthazar: Una vez fui como tú... tenía nobles intenciones.
Heraldo de Balthazar: Pero entonces, Balthazar me eligió como su instrumento.
<Nombre de personaje>: ¿Eres una simple marioneta? ¡Tienes elección!
Heraldo de Balthazar: No. La elección me fue impuesta.
Tasha: Estos monstruos están destruyendo nuestra aldea. ¡Socorro!
En la aldea
Heraldo de Balthazar: Hay pocas cosas que valore más que la lealtad.
Heraldo de Balthazar: Este es el precio por rebelarse.
Heraldo de Balthazar: El mundo pertenece ahora a Balthazar.
Tras derrotar a los Forjados en la aldea
Heraldo de Balthazar: Esta aldea es solo el principio. La punta de la lanza.
Heraldo de Balthazar: El resultado es inevitable. Eres suyo tanto en la vida como en la muerte.
<Nombre de personaje>: ¡Desvanece el escudo!
Heraldo de Balthazar: Te encontraré otra vez pronto. Mis amigos se encargarán del resto.
Tras derrotara los sabuesos de guerra
Tasha: Extranjero. ¡Por aquí!
Al hablar con Tasha
Tasha: ¿Se... se han ido? ¡Gracias!
<Nombre de personaje>: ¡Tengo que atravesar esa puerta!
Tasha: Oh... S-se ha caído, debe de haberla destruido mientras la atravesaba.
Aksim: Puedo reunir a los que queden para abrir la puerta, pero tendrás que ayudarnos. ¡El incendio de la ciudad está descontrolado!
<Nombre de personaje>: Por supuesto, pero... quizás tu debas quedarte.
Tasha: Sí. Por favor, Aksim, tu pierna no tiene buen aspecto.
Aksim: ¡No puedo quedarme aquí sentado! (gruñido)
<Nombre de personaje>: No pasa nada, nosotros nos ocuparemos. Estás ayudando al ayudarme.
Aksim: Bien, bien. Tan solo... no permitas que la aldea entera quede reducida a cenizas, por favor.
Aksim: Ayuda a los supervivientes. Los raptores te llevarán hasta los que estén fuera de tu alcance.
<Nombre de personaje>: De acuerdo. ¿Y tú?
Tasha: Estoy bien. Me quedaré con mi hermano.
<Nombre de personaje>: Vale. Grita si necesitas algo.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: ¡Comandante! Tengo algo que puede ayudarnos con esas llamas.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Ten, toma esto.
<Nombre de personaje>: ¿Llevas contigo... un extintor de incendios?
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos: Bueno, Kiel dijo que trajéramos un seguro de viaje, Je.
Primer oficial Fidus Aplastaenemigos saluda a <Nombre de personaje>.
Acercándose a un raptor atrapado
Aksim: Los raptores están en su redil, rodeados por las llamas. ¿Puedes...? Por ahí.
Aksim: El fuego no asusta a los raptores, pero mientras esté atrapado no te dejará montar sobre él.
Al montar
Aksim: Eso es. Móntate en la silla cuando esté calmado.
Aksim: ¡Ahora, galopa! El raptor te llevará adonde necesites ir.
Al resucitar a los aldeanos (aleatorio)
Aldeano: Que Kormir te bendiga. Jamás podremos agradecer tu bondad.
Aldeana: Gracias.
Aldeana: ¡Kormir ha respondido a nuestras plegarias! Gracias.
Aldeano: ¡Gracias! Nos has hecho un gran servicio y te honraremos por ello.
Aldeana: Tienes nuestra gratitud, forastero. Rezaremos por ti esta noche.
Aldeano: Menos mal que has aparecido. Los jinetes de Amnoon no pueden protegernos de los Forjados.
Tras completar el corazón de prestigio
Aksim: Extranjero. ¡Por aquí!
Aksim: Parece que le has caído bien al raptor. Quédatelo. Te ayudará.
<Nombre de personaje>: ¿Seguro?
Aksim: Un raptor menos es el menor de nuestros problemas.
<Nombre de personaje>: Gracias.
Aksim: La puerta de la mina vuelve a estar operativa. Atraviésala y te llevará hasta Amnoon.
Aksim: Y, extranjero, por favor, venga esta tragedia por nosotros.
<Nombre de personaje>: Lo haré.
En la mina
Minero saluda con la mano a <Nombre de personaje>.
Minero: (suspiro) ¡Me alegro de verte! He estado atrapado aquí con estas... cosas. ¡Hay que correr! ¿Puedo subir?
<Nombre de personaje>: No tengo ganas de correr. ¿Y si yo me ocupo de ellos por ti?
Minero: Eh... ¿de todos?
<Nombre de personaje>: Tan solo vuelve por allí. La puerta ya funciona.
Minero: Vale, pero... si vas a luchar, ¡al menos deja que tu bestia dé el primer golpe!
Fuera de la mina
Minera: ¡Por los Seis! ¿Quién eres? ¿Un extranjero?
<Nombre de personaje>: Sí, del otro lado del Mar de los Pesares. Estoy aquí para detener a Balthazar.
Minera: (risa) Sí, y yo...
Minera: ¡Oh, lo dices en serio! Entonces, ahai y bienvenido. Agradeceríamos mucho esa hazaña.
<Nombre de personaje>: ¿Habéis visto a su heraldo? Es una mujer con armadura.
Minera: Por aquí no ha venido.
<Nombre de personaje>: Mmm. No hay rastro de ella.
Minera: Prueba en Amnoon. Allí va mucha gente. Toma la carretera que lleva al sur y acabarás allí.
<Nombre de personaje>: Lo probaré... A ver si puedo conseguir ayuda.
Llegando a Amnoon
Taimi: Com-(snap)-te oigo. Hay -(krrrrrkkk)-erferencias. Busca un-(pop)-lto si pue-(zzzattt).
<Nombre de personaje>: ¿A terreno elevado? Oh, vale. Si puedes oírme, intentaré contactar contigo después. Repito, intentaré contactar contigo después.
<Nombre de personaje>: ¿Hola? Voy a tener que presuponer que has escuchado eso.
Fuera de Amnoon
Jinete: ¡Alto! ¿Qué te trae a Amnoon? Por si no lo habías notado, hay toda una chusma intentando entrar.
<Nombre de personaje>: Me dijeron que un grupo de Linde de la Divinidad está por aquí. Necesito hablar con ellos.
<Nombre de personaje>: Además, hay una aldea al norte que ha sido atacada. Mi tripulación está ayudando a los supervivientes, pero les vendría bien la ayuda de Amnoon.
Capitán Rahim: Mmmm... Espera aquí mientras aclaro esto con el Consejo.
Lady Kasmeer Meade: ¡Capitán Rahim! Puedo responder por el comandante. Es el líder del clan del que te hablé.
<Nombre de personaje>: Ahí hay una vista que se agradece.
Capitán Rahim: ¿Es este el matadragones?
Rytlock Brimstone: Bueno, no fue obra de una sola persona, pero sí. El comandante ha destruido a un par de ellos.
<Nombre de personaje>: ¡Rytlock! Pero ¿qué...? Kas, ¿estáis aquí de parte de la reina?
Lady Kasmeer Meade: Correcto. Un momento. Capitán, ¿el comandante tiene permiso para entrar?
Capitán Rahim: Sí. Ahai, comandante. Ponte al día con tus amigos y ven a verme después en la estación de jinetes. Debemos hablar.
Conversación con Kasmeer
<Nombre de personaje>: Taimi intentó contactar con vosotros antes de que me fuera. Ahora entiendo por qué no tuvo suerte.
Lady Kasmeer Meade: Fue una decisión tomada al vuelo. Tenía que venir y verlo con mis propios ojos.
<Nombre de personaje>: Espero que lo hayas hablado con Marjory después de que... ¿Cómo habéis estado desde... el incidente de Rata Novus?
Lady Kasmeer Meade: Genial. Bien. Va... tirando. Podría estar mejor, pero sigue recuperándose. Así que...
<Nombre de personaje>: Bueno, me alegro de que estés aquí. Necesitaremos toda la ayuda posible.
Lady Kasmeer Meade: No puedo creer que uno de los dioses a los que adoramos, que uno de los Seis... nos haya abandonado. Que no le importemos. No... está bien.
<Nombre de personaje>: Tienes fe y esperanza. Eso es algo que respeto.
<Nombre de personaje>: Pero yo estuve en ese volcán con él. Estaba preparado para dejar que toda Tyria se conviritiera en cenizas. Lo que hizo a Marjory...
Lady Kasmeer Meade: Lo sé, ella lo repetía una y otra vez. Y mi mente también lo repite, pero...
Lady Kasmeer Meade: ¡Me es difícil apartarme de una vida de devoción, de que me educasen para dar gracias a los Seis, de decir "por los Seis", y de adorar a los Seis!
<Nombre de personaje>: Vale, kas. Espero que tengas razón. Y espero que tengas más tiempo para aceptar la realidad que yo.
Lady Kasmeer Meade: ¿Necesitabas algo más, comandante?
Diálogo más opción tango.png No sabía que fueras tan religiosa.
Nunca ha sido algo que tuviera que defender, pero ahora que Balthazar está haciendo... lo que hace, y con Jory atacando a los dioses, se despiertan tantos pensamientos y emociones...
Diálogo más opción tango.png Eso habrá creado tiranteces entre las dos. (Hay un error de traducción, debería ser "las", pero en el juego aparece "los")
A pesar de todo, aún creo en la benevolencia de los Seis. Jory no. Tuvimos una terrible discusón al respecto. No sé... cómo irán las cosas ahora.
Diálogo más opción tango.png Espero que las cosas mejoren entre vosotras. (Hay un error de traducción, debería ser "vosotras", pero en el juego aparece "vosotros")
Gracias. Cuando surgió esta misión, pensé que sería bueno para ambos pasar un tiempo separados. Así que aquí estoy. Ojalá haya sido una decisión acertada. (Aquí hay un erro de traducción, puesto que se refiere a Marjory como hombre, aunque sea mujer)
Diálogo final opción tango.png Gracias por confiar en mí.
Conversación con Rytlock
<Nombre de personaje>: Me alegro de verte... ¡y de ver tus ojos!
Rytlock Brimstone: Vale, vale. Procura no enamorarte.
<Nombre de personaje>: ¿Qué le ha pasado a tu venda?
Rytlock Brimstone: Es una medida temporal que ayuda a concentrarme. Pero me he acostumbrado a las voces en mi cabeza, así que a la basura con ella.
<Nombre de personaje>: Bueno, me alegro de que estés aquí, tribuno... ¿Puedo seguir llamándote así?
Rytlock Brimstone: Sí, todo aclarado.
<Nombre de personaje>: ¿Y...?
Rytlock Brimstone: La Ciudadela quería un informe sobre mi misión del Fuego Enemigo y la... magia. ¿Quién soy yo para denegarles una gran historia?
<Nombre de personaje>: ¿Y?
Rytlock Brimstone: Es información clasificada, comandante. Lo siento.
<Nombre de personaje>: Me has estado ocultando cosas desde nuestra lucha en Maguuma. Esta es la última vez que acepto un no por respuesta.
Rytlock Brimstone: Ahora desearía tener mi venda para secarte las lágrimas. ¿Vamos a matar a un dios o qué?
Rytlock Brimstone: ¿Qué?
Diálogo más opción tango.png ¿De verdad no vas a decirme nada sobre tu estancia en la Niebla?
Mira, comandante, ya he pasado antes por esto. Cuando sea el momento adecuado te lo diré. Y ahora no lo es.
Diálogo ferocidad.png Es la última vez que voy a aceptar esa respuesta.
Ya, ya, se te ha acabado la paciencia. Que me asen, eres peor que Rox. Dame un poco más de tiempo para procesar las cosas. Entonces tendrás todos los detalles.
Diálogo más opción tango.png Te tomo la palabra. Bueno, ¿cómo está Rox? Y ¿sabes algo de... Braham?
Ambos están bien. Siguen elucubrando cómo matar a Jormag ellos dos solos. Tiene su mérito que lo intenten, pero no creo que estén a la altura. Y la auténtica lucha está aquí, ¿no?
Diálogo final opción tango.png Pronto lo sabremos.
Diálogo final opción tango.png Más vale que sea pronto.
Diálogo final opción tango.png Olvídalo.

Objetos[editar]