Krait

De Guild Wars 2 Wiki
Saltar a: navegación, buscar


Durante siglos, se han contado historias de ciudades de pilares que aparecían sobre la superficie en alta mar. Los espiráculos se entreveían entre las olas sin tierra a la vista en el horizonte y se retorcían hacia las profundidades del océano donde ningún ser que respira aire podría sobrevivir. Los marineros perdidos que viven allí vieron como las tormentas aplastaban sus barcos. De súbito se levantaban barricadas, formadas por madera, cristales y tesoros de piratas que se creían perdidos en el mar.

La verdad es que esos lugares existen. Sin embargo, aunque las leyendas hacen que parezcan hermosos y exóticos, la realidad es una historia mucho más oscura. Estas "ciudades de pilares" son prisiones de esclavos, construidas para retener a los habitantes de tierra firme hasta que tengan que ser sacrificados. Los que viven en ellas son criaturas desesperadas, enloquecidas que miran las oscuras aguas sabiendo que su fin esta cerca. Viven de las sobras de pescado que les arrojan sus captores, ganandose su patética existencia mientras buscan algún barco en el horizonte, rezando, suplicando y gritando para que alguien los rescate antes de que vuelvan los krait.

Los krait son criaturas inteligentes con larga cola de serpiente adaptada para la velocidad en el agua, pero el torso y los brazos son más bien humanoides, aunque con escamas, cuernos y una cabeza de lagarto. Son criaturas increíblemente crueles, que pasan completamente de las necesidades o el bienestar de los demás. Cuando están próximos a la muerte se transforman emergiendo su frenesí religioso; en ese estado son aún más difíciles de destruir.

Sintiendose bien tanto en el agua como fuera de esta, los krait nunca se han sentido realmente amenazados por ninguna de las razas que viven en la tierra firme de Tyria. Tal vez por eso, ni se han molestado en comunicarse con otras razas. No necesitan nada que les puedan ofrecer los habitantes de tierra firme salvo que sean esclavos o sacrificios para sus rituales. Sin embargo, los krait pueden conseguirlos por su cuenta, con una eficacia sin paliativos.

Incluso los anfibios hylek se encuentran en desventaja cuando luchan bajo el agua. Ninguna tribu hylek ha sido capaz de montar una resistencia efectiva contra los krait. Los quaggan les temen y cuentan historias de sus monstruosas capillas bajo el mar. Los krait nunca han sido atacados y creen que no pueden ser derrotados. Están convencidisimos de que han sido bendecidos y ascendidos: la especie suprema del mundo.

Religión[editar]

La sociedad krait es oscura y fanática. Encabezados por su clero, los Oratuss, los krait siguen una antigua doctrina impuesta por sus profetas abisales y predicen constantemente el retorno de los profetas. La religión krait se basa en enormes obeliscos de una piedra única y oscura que se puede encontrar rara y exclusivamente en los lechos marinos de Tyria. Los krait creen que cada uno de esos obeliscos se erigieron en el sitio donde cada profeta krait ascendió a un mundo místico, un mundo más allá de éste, donde estos profetas sin nombre están construyendo un ejército lo suficientemente grande como para erradicar a las demás especies. Un día regresaran y hundirán la superficie de Tyria bajo un inmenso mar. Los krait sacrifican esclavos para mostrar respeto a los profetas y para asegurar que los profetas tengan siervos en su "otro mundo" mísitco.

Los krait nunca han desarrollado un lenguaje escrito. Tienen una excelente memoria y sus textos religiosos son memorizados por el clero como vedas. Estos textos abarcan muchos temas y son difíciles de memorizar. Convertirse en un krait del Oratuss es un viaje de por vida que requiere una enorme dedicación en cuerpo y alma. Por otra parte, sin que lo sepa el pueblo krait, los sacerdotes garantizan la continuidad de su poder cambiando sutilmente palabras en los enormes textos memorizados, asegurándose que toda interpretación que necesiten se mantenga en algún lugar del texto.

Los historiadores y eruditos de tierra firme teorizan que los obeliscos del fondo del mar no son místicos, sino antiguos monumentos de figuras religiosas y gobernantes de la sociedad krait. Debido a que los krait memorizan su cultura, algo de información se ha perdido en el trascurso de los siglos. La raza krait ha olvidado el verdadero propósito de los obeliscos y en su lugar se han inventado una veneración mística de los monumentos y lo que representan. En realidad, los obeliscos son extrañamente lisos y no tienen símbolos inscritos y por eso no se puede conocer su historia de primera mano. Los Oratuss krait son los únicos que interpretan el significado de estos monolitos para su pueblo y por el fanatismo de esos sacerdotes y sacerdotisas, la historia de la creación y el propósito de los obeliscos han sido tergiversados para uso religioso.

Al igual que los obeliscos, los krait son firmes e inmóviles en sus creencias. Sus leyendas dicen que todas las razas que viven sobre el agua fueron expulsados del mar por los profetas que les prohibieron regresar. A pesar de que estas leyendas son claramente falsas para otras razas, los krait se niegan a escuchar cualquiera de las "herejías" de otras razas; destruirles parece una manera mucho más eficaz para garantizar que la religión krait no sea difamada.


Sociedad[editar]

Las estructuras krait se extienden desde las profundidades del océano hasta justo por encima de la superficie. Las construcciones submarinas son complejas, se construyen para incorporar los arrecifes de coral y cavernas naturales. Los grandes pilares que delimitan la prisión de los esclavos a menudo se construyen de madera de naufragios u otros materiales robados en incursiones por tierra firme. Los krait viven en el recinto palaciego justo debajo, adorando los obeliscos, donde disfrutan de los frutos de sus cacerías. Los humanos y otros esclavos que respiran aire son encerrados en pequeñas cámaras de la parte superior de los pilares hasta el momento en que sean devorados o sacrificados. A los esclavos se les permite encender pequeños fuegos para cocinar su parte del pescado; a veces la luz de las llamas se puede ver en kilómetros, alertando a los barcos que podrían pasar demasiado cerca de las aguas krait.

Los krait son agresivos, crueles e inteligentes. Ponen huevos que cuidan en criaderos. Tanto a machos como a hembras se les da educación y formación de combate y ambos sexos desempeñan cualquier función en la sociedad. Los krait son capaces de sobrevivir fuera del agua, pero prefieren construir sus ciudades y pueblos muy por debajo de las olas. Sus ciudades suelen estar construidas en torno a uno o más de los grandes obeliscos y por lo general cuentan con criaderos subacuáticos, arenas para el combate de gladiadores y una larga red de caminos con marcadores brillantes. Estas rutas iluminadas son visibles incluso al nadar sobre ellas a cierta distancia. Los krait son apasionados matemáticos, usando constantemente las matemáticas y la numerología, así como la magia, en un intento constante de determinar la fecha del regreso de los profetas.

Los krait son muy flexibles y excelentes nadadores. Tienen tres estadíos en su ciclo vital: larvario, adolescente y adulto. Las larvas krait son débiles y frágiles. Se protegen en los criaderos hasta que aprenden a nadar y las habilidades básicas para la vida. Los adolescentes sirven como exploradores. Los adultos krait muestran su fuerza y dedicación, actitudes por las que es conocida su raza. Todos los krait están dispuestos a morir, si fuera necesario, para que las creencias krait y su raza pueda sobrevivir.