Ruinas de Orr

De Guild Wars 2 Wiki
Saltar a: navegación, buscar

Las Ruinas de Orr es lo único antiguo que queda de los tres grandes reinos humanos de Tyria. Se encuentra en una península al oeste del Desierto de Cristal. Actualmente se encuentra bajo el imperio del Dragon anciano Zhaitan que tiene su guarida en las ruinas de Arah. Junto con su Anillo de Fuego, la ubicación de Orr permite que su flota de Muertos Vivientes patrullen esas zonas, impidiendo la navegación.

Historias[editar]

Las Ruinas de Orr hace siglos atrás conocido solamente como el reino de Orr fue una vez considerado una tierra bendita por todos los humanos, como su ciudad capital Arah, fue habitada por los Seis Dioses hasta el Éxodo. Cuando los Seis Dioses dejaron Orr, sus ciudadanos y los ejércitos trataron de mantenerse al margen de la política de los clanes, deseando sólo para salvaguardar Arah y tal vez con el tiempo la recompensa de los Seis Dioses. Sin embargo, cuando los conflictos de los clanes desembocaron en verdaderas batallas dentro de las calles sagradas de Arah, Orr movilizó a su ejército para detener los combates. El conflicto armado entre el ejército y los reinos de Orr, Kryta y Ascalon desencadenó las Guerras de Clanes. Sin embargo hubo un tiempo de paz para los reinos humanos en el año 1070 d.E. cuando los charr comenzaron atacar desde el norte, presentando un peligro mucho mayor para los reinos.

Antes de que se pudiera responder de forma conjunta al ataque charr, la Devastación arrasó Ascalon rompiendo la principal línea de defensa de la humanidad y los ejércitos Charr marcharon por las ruinas de Ascalon hacia Orr y Kryta. En el año que tardaron las fuerzas Charr en llegar a la península de Orr, la nación orriana pudo reunir sus ejércitos con grandes esperanzas de victoria. Sin embargo, en menos de doce horas, la mayoría del ejército orriano había caído, y los charr casi había llegado a Arah. Desesperado por salvar el reino, El consejero del rey Reza, el Visir Khilbron, estaba decidido a aventurarse en las profundidades de las catacumbas de Arah, donde pergaminos de antes del Éxodo fueron sellados. El Visir Khilbron al leer un pergamino antiguo y prohibido bajo el pretexto de tratar de salvar el reino. Sin embargo, el Visir Khilbron se había convertido en seguidor de Abaddon y pretendió destruir Arah utilizando la invasión Charr como un pretexto.

El Visir Khilbron desencadenó un poder mágico que hoy conocemos como el Cataclismo. Una explosión masiva estremeció la tierra y una nube negra se demoró en el reino durante semanas, ocultando la magnitud de los daños. Cuando el humo se despejó finalmente, reveló que el reino de Orr ya no existía. La propia península había sido destrozada y hundido bajo las olas, dejando sólo islas esparcidas sobre el agua. Todo al alcance de la explosión había muerto al instante. Las únicas criaturas quedaban eran los muertos vivientes. Los ejércitos de muertos vivientes más tarde fueron una plaga en las tierras de Kryta bajo el mando del Visir Khilbron, que había sido transformado en el Liche.

Durante un siglo el reino de Orr permaneció bajo el Mar del Pesar. Los muertos vivientes vagaban sin rumbo después de la derrota del Liche. Con el tiempo, los corsarios comenzaron habitar en las islas, saqueando las riquezas permanecieron y se aprovechan de las rutas comerciales.

En 1219 d.E., Zhaitan despertó bajo las ruinas de Orr y causó un evento conocido como el aumento de Orr. Zhaitan hizo emerger la península de Orr del mar, elevando el reino de su letargo. La aparición de Orr fue tan devastador como su desaparición, las flotas de corsarios fueron devastadas y un maremoto masivo inundo Kryta, la Costa de Bronce, las Islas Bélicas y el Anillo de Fuego.

Notas[editar]