Tyria

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Disambig icon.pngEste es un artículo acerca de el continente. Para el mundo con el mismo nombre, véase Tyria (mundo).

Tyria

303 Corazón completo (mapa icono).png 507 Punto de ruta (mapa icono).png 722 Punto de interés.png 202 Desafío de héroe (mapa icono).png 266 Vista.png 

Mapa de Tyria (limpiar).jpg
Mapa de Tyria

Niveles
1–80
Tipo
Continente
Dentro de
Tyria

Mapa de Tyria (mundo).jpg
Tyria

El Continente de Tyria es un continente que comparte el mismo nombre del mundo. La geografía del continente abarca desde las densa Selva de Maguuma, hasta las altas montañas Picosescalofriantes, los bosques del Hogar de la Legión de Sangre y Ascalon, hasta el arenoso Desierto de Cristal. Debajo de la tierra se extienden las cavernas interconectadas de las profundidades de Tyria que contienen estructuras antiguas de orígenes desconocidos que se remontan a una época anterior a la humanidad. Hace más de diez mil años, los Grandes gigantes alguna vez vagaron por la tierra. Antes de toda la historia registrada, los dragones ancianos deambulaban, ya sea antes o durante el tiempo del Giganticus Lupicus aún se desconoce. Y hace más de mil años, antes del Éxodo, los dioses humanos vivían en el continente de Tyria. A lo largo de los siglos, el continente ha cambiado, desde mares que se convierten en desiertos, reinos hundidos y tierras abrasadoras, inundaciones de ciudades y desiertos que se vuelven verdes por ríos desviados y puede continuar cambiando.

Historia[editar]

Hace tiempo[editar]

En el pasado distante, los Grandes Gigantes vagaban por la tierra y los dragones dominaban los cielos. Las razas mayores (enanos, olvidados, jotun, mursaat y videntes) estaban entre las más hábiles en la magia. Tenían civilizaciones prósperas hasta que llegaron los dragones ancianos y devastaron tanto la tierra como los habitantes en su voraz búsqueda de magia. Como resultado, las acciones de los dragones ancianos disminuyeron las razas antiguas e incluso causaron la extinción de varias otras razas que alguna vez fueron notables, como los Grandes Gigantes.

Al final de la anterior aparición de los dragones hace milenios, los Videntes crearon la primera Hematites para sellar su magia y la de otras razas dentro de ella para esconderla de los Dragones ancianos. Si bien la mayoría de las razas mayores abandonaron su magia, sin embargo los mursaat, se negaron y libraron una guerra contra los Videntes antes de traicionar a las otras razas y entrar en la Niebla. Privados de su sustento, muchos Dragones ancianos finalmente se concentraron alrededor de Tyria Central antes de entrar en hibernación para esperar a que los niveles de magia ambiental aumentaran para poder deleitarse con ella una vez más.

Glint la campeona del dragón anciano Kralkatorrik que había sido liberada por un ritual de los olvidados, protegió a las razas supervivientes a través de la calamidad hasta que fue seguro para ellos emerger de nuevo. Durante este tiempo, algunos tyrianos como los jotun retrocedieron hasta convertirse en brutos salvajes o perdieron su antiguo poder, mientras que muchas otras razas como los charr y los kodan se hicieron más prominentes. Poca información de esta época ha sobrevivido hasta el día de hoy, a excepción de algunos escritos antiguos como las Tablas de conocimiento de Mursaat o las estelas de jotun.

Legado de los Dioses[editar]

La llegada de los Seis dioses humanos y la humanidad de la Niebla en el año 786 a.É. fue un punto de inflexión en la historia de Tyria. De acuerdo con los Pergaminos de Historia de Orriana y varios mitos de otras razas, los dioses terraformaron la tierra por la que caminaban, devolviendo la vida a donde había sido llevada en el ultimo despertar del dragón.

Mientras la humanidad navegaba de Cantha a Orr y finalmente a Kryta, Ascalon y más allá, conquistaron las tierras en las que se establecieron, luchando contra las razas nativas para reclamar Tyria como propia con la insistencia de Balthazar, el Dios del Fuego y la Guerra. Estos primeros colonos y conquistadores allanaron el camino para las eras de varias civilizaciones humanas prósperas que surgieron a su paso, como la Dinastía primigenia de Elona, ​​aunque sus acciones también se ganaron la ira de las razas nativas de Tyria como los charr y los centauros que se convertirían en enemigos implacables de la humanidad durante los siglos venideros.

En el año 1 a.É., Abaddon el Dios del Conocimiento y el Agua, otorgó a todas las razas sensibles de Tyria el don de la magia. Sin embargo, todos abusaron del regalo ya que cada raza intentó usarlo para destruir a las demás. Después de una súplica del rey Doric, los dioses sellaron la mayor parte de la magia en la Hematites de los videntes, que luego rompieron en varios fragmentos más pequeños en Arah antes de arrojar los cinco fragmentos más grandes a un volcán, la boca de Abaddon, en la cadena de islas del Anillo de Fuego.

Abaddon que se había opuesto a la reducción de la magia, intentó liderar una guerra contra los otros dioses y fue derrotado; sin embargo, el choque entre los dioses convirtió el Mar de Cristal en el Desierto de Cristal y una región del sur una vez fértil en la Desolación sulfurosa. Después de encarcelar a Abaddon en el Reino del Tormento y darse cuenta del daño que sus acciones habían causado al mundo, los otros cinco dioses partieron de Tyria y entraron en la Niebla en un evento conocido como el Éxodo de los Dioses.

Mientras estuvo encarcelado, Abaddon continuó maquinando y usó a sus sirvientes para causar catástrofes cómo la Devastación de Ascalon y el Cataclismo de Orr que devastó sus respectivos paisajes. En el año 1075 d.É., mas de mil años después del Éxodo, Abaddon intentó marcar el comienzo del Anochecer para fusionar Tyria con el Reino del Tormento y así permitir que lo liberaran de su prisión. Algunas áreas de Elona sufrieron los efectos del Anochecer, aunque Abaddon fue finalmente derrotado por un grupo de héroes, incluida la Mariscal Kormir, que ascendió para tomar el lugar de Abaddon en el panteón y salvar a toda Tyria de ser devastada por la magia desenfrenada del dios caído. Sin embargo, el aumento temporal de la magia duró lo suficiente como para despertar al Dragón anciano Primordus de su letargo milenario, lo que llevó al último ciclo de aparición del dragón.

Ascenso de los Dragones[editar]

Los dragones ancianos se despertaron uno por uno durante las décadas posteriores al ascenso de Primordus. Cada dragón causó una destrucción incalculable y desplazó a varias razas durante las décadas siguientes.

En el año 1120 d.É., Primordus invadió las Profundidades de Tyria, lo que obligó a los enanos que se habían sometido al Ritual del Gran Enano a librar una batalla perdida contra sus siervos los Destructores. Las grandes ciudades de los asura cayeron ante Primordus, lo que obligó a los asura y a los skritt a salir a la superficie. Los movimientos del Dragón anciano también provocaron actividad volcánica en el Monte Vorágine y más allá.

El Dragón de las profundidades del mar asaltó el Océano Interminable, provocando que los karkas y los krait huyeran a las aguas superficiales mientras los largos luchaban contra sus siervos con ocasionales asesinos largos que aparecían en las costas de Tyria para practicar la caza de sus presas en un entorno más seguro. La sociedad quaggan cayó en confusión cuando los krait que huían masacraron a la realeza quaggan, dividiendo a los quaggan supervivientes en aldeas separadas, cada una dirigida por un varonos.

El despertar de Jormag en el año 1165 d.É. provocó una tormenta de nieve que duró cuatro años, el eventual éxodo de los norn y los kodan, la muerte de la Lechuza y la desaparición de varios otros Espíritus de la naturaleza. Las acciones del Dragón anciano y sus siervos Progelie también crearon un gran mar interior en las Lejanas Picosescalofriantes.

En el año 1175 d.É., Palawa Joko hizo una represa y desvió el río Elon, cambiando el paisaje del Desierto de Cristal y Elona antes de conquistar este último con su ejército Despertado. Joko solidificó su dominio sobre Elona matando o convirtiendo a la Orden de los Lanceros del Sol, así como masacrando a centauros locales que fueron utilizados para experimentos oscuros, así como material de construcción para su Palacio de Hueso expandido.

El despertar de Zhaitan en el año 1219 d.É. provocó el resurgimiento de Orr desde las profundidades del Mar del Pesar y la inundación del antigua Arco del León. Sus siervos resurgidos causaron estragos en áreas cercanas, destruyendo barcos y causando que la corrupción se extendiera más allá de las costas más profundas en Tyria.

En el año 1320 d.É., Kralkatorrik creó la Marca del dragón que llegaba desde Ascalon hasta el sur del Desierto de Cristal. Causó tormentas de marca ocasionales y dejó varios esbirros marcados poderosos para aterrorizar a los tyrianos.

Tiempos actuales[editar]

El año 1326 d.É. fue testigo del despertar del dragón anciano Mordremoth, cuyos esbirros y raíces mordrem afectaron gran parte del Corazón de Maguuma, destrozando la tierra misma. Su ataque a la flota del Pacto que avanzaba en el año 1328 d.É. provocó que varias aeronaves se estrellaran, dejando restos de naufragios esparcidos por toda la jungla. El aumento de los niveles de líneas ley después de la muerte de Zhaitan y Mordremoth provocó mutaciones en los habitantes de Tyria, que habían estado expuestos a demasiada magia, así como varios fenómenos mágicos, como algunos tyrianos que presenciaron extrañas visiones anómalas de figuras humanoides brillantes.

La explosión de la Hematites de Maguuma reformó todo el Pantano de la Hematites en el año 1329 d.É., y el regreso del dios Balthazar, así como el surgimiento del Manto Blanco, causaron destrucción en varios lugares de Tyria como Draconis Mons y el Lago Doric. Balthazar continuó su campaña en el Desierto de Cristal con su ejército Forjado en el año 1330 d.É., sus batallas con Vlast, los Despertados y Kralkatorrik dañaron aún más la tierra y provocaron que una ola de refugiados huyera a Arco del León. La muerte de Balthazar en el Dominio de Vabbi llevó a Kralkatorrik a absorber el poder del antiguo dios y hacer que el Dragón anciano volara hacia el sur mientras que las Tormentas de Marca ocurrieron tan al norte como la Ciudad Libre de Amnoon.

Cartografía[editar]

Tyria y las islas circundantes se dividen en muchas regiones. La división geográfica y las regiones mecánicas utilizadas por el juego para los logros y la pantalla de selección de personajes no siempre se alinean, por lo que las regiones explorables mencionan ambos.

Regiones accesibles[editar]

Regiones no accesibles[editar]

Geografía y clima[editar]

Tyria posee varios climas dependiendo de las áreas y paisajes principales. Mientras que la región de la Selva de Maguuma corresponde a los bosques tropicales, Ascalon está más cerca de una meseta. Se puede observar un clima frío y severo en las montañas Picosescalofriantes, siendo más frío en la Frontera de Escarchamarga.

Galería[editar]

Notas[editar]

  • El continente ha sufrido grandes cambios desde Guild Wars original.