Palacio de Raisu

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Alerta de spoiler: El texto siguiente contiene información que podría revelarte contenido de Guild Wars 2: End of Dragons.

El Palacio de Raisu es un lugar en Kaineng Anegada. Históricamente, solía ser la sede del emperador reinante de Cantha y de la familia imperial, pero después de que la Vieja Kaineng fuera destruida por el Desastre de Zhaitan, lo que queda del palacio ahora es una ruina invadida por los resurgidos, llenos de espíritus enojados y magias malignas. Sin embargo, el Ministerio de Archivos ha puesto sus ojos en el palacio con la esperanza de restaurarlo como un monumento, ya que la actual gobernante, la emperatriz Ihn, no tiene intenciones de volver a utilizar el palacio debido a su problemática histórica.

Historia[editar]

Hace tiempo[editar]

Kaineng Tah ordenó la construcción del Palacio de Raisu como una digna sede de poder en la costa norte después de haber sido coronado como el primer emperador de Cantha en el año 0 C.C. (510 a.É.). No estaría terminado hasta algún tiempo después de su muerte en el año 46 C.C. (464 a.É.). El palacio incluía el Santuario Imperial, una pequeña isla con una gran residencia y retiros vecinos separados del resto del palacio por un muro circular y un puente. Solo el emperador, su familia y sus guardias de mayor confianza podían acceder al santuario.

Cuando el emperador Singtah ordenó la eliminación de un pueblo entero que, en su opinión, se había negado a rendirle la debida lealtad a su emperador, los campesinos a los que había oprimido durante años decidieron que ya habían tenido suficiente. Aunque las historias no dicen exactamente cómo, los rebeldes se infiltraron en el Palacio de Raisu, posiblemente con la ayuda de soldados traidores que también habían sido maltratados por Singtah, y lo quemaron hasta los cimientos en el año 1204 C.C. (694 d.É.).

El hijo del emperador, Senvho, ascendió al trono poco después, pero no promulgó la venganza ampliamente esperada contra los campesinos que habían quemado vivo a su padre. En cambio, Senvho mostró una sabiduría asombrosa al denunciar los abusos de poder más atroces de Singtah. Sin embargo, después de este noble comienzo, Senvho se obsesionó con la reconstrucción del Palacio de Raisu. Se necesitaron más de ochenta años para terminar la construcción de la nueva y elaborada estructura, pero una vez completada, se consideró el único gran logro de su reinado. Se dice que Senvho respiró por última vez después de ocupar su lugar en el nuevo trono.

Guild Wars Factions[editar]

Años intermedios[editar]

Durante el ascenso del Ministerio de la Pureza bajo el mando de la Ministra Reiko Murakami, los campesinos de Cantha chismearon que algunos Shiro'ken supuestamente se quedaron y continuaron atacando el Palacio de Raisu a pesar de que Shiro Tagachi se había ido hace mucho tiempo.

Cuando el despertar del Dragón anciano Zhaitan hizo que Orr emergiera del Mar del Pesar en el año 1219 d.É. (1729 C.C.), el maremoto resultante arrasó el norte de Cantha y ahogó y destruyó gran parte de la ciudad de Kaineng. El emperador Kyobok y la mayor parte de su familia, guardias reales y sirvientes, así como dos embajadores de los Kurzicks, fueron encontrados muertos entre los escombros según el informe de un equipo de rescate encabezado por el ministro Zal y Jimin, que lograron entrar en la sala del trono. El aumento de la actividad de los resurgidos en las ruinas impidió que ambos siguieran investigando.

Mucho después de ser asesinada por el Ministerio de la Pureza, Nika continuó su vigilancia como un fantasma en medio de las ruinas de lo que se conocería como la Vieja Kaineng. Ella tomó nota de que los restos del Palacio de Raisu tenían un aura de corrupción a su alrededor, lleno de espíritus enojados y magias malignas.

End of Dragons[editar]

El Halcón Blanco, uno de los cabecillas puristas encubiertos, peligroso a un agente con nombre en código Orquídea Roja que investiga las ruinas de la Vieja Kaineng en el año 1335 d.É. (1845 C.C.). Creía que la corrupción de los resurgidos podía rastrearse hasta un punto singular que se encontraba poderoso dentro del Palacio de Raisu. Halcón Blanco esperaba que los puristas pudieran encontrar una forma de entrar al palacio, usar la corrupción para sus propios usos y liberar su origen en el resto de la ciudad de Nueva Kaineng para destrozar el régimen de la emperatriz Ihn para que los puristas pudieran hacerse cargo de lo que quedó y reconstruyeran Cantha a su imagen.