Contenido de la cuarta temporada de Mundo Viviente

Resonancia (mundo viviente)

De Guild Wars 2 Wiki
Saltar a: navegación, buscar
Resonancia es la cuarta parte de Todo o nada.

Objetivos[editar]

Recompensas[editar]

Guía[editar]

Logros[editar]

Resonancia Todo o nada Arenanet Points.png
Tiéndele una trampa a Kralkatorrik.Diario: Resonancia 1 objetivo completado Arenanet Points.png

PNJs[editar]

Aliados[editar]

Enemigos[editar]

Objetos[editar]

[editar]

Mi historia[editar]

Picos del Trueno Pantalla de carga.jpg

Le expliqué a la maestra de la forja que pretendíamos atraer a Kralkatorrik a la forja y atacarle con los cristales de resonancia potenciados con tecnología draga. Aunque le preocupaba que la forja pudiese resultar afectada, aceptó ayudarnos con el plan.

Aunque Varya ha colaborado en nuestras operaciones hasta el momento, se muestra renuente ante la idea de enviar a su gente a la forja para enfrentarse a Kralkatorrik. Con todo, explicó que los tanques que perdieron a manos de los marcados estaban equipados con la tecnología de amplificación sónica que estábamos buscando. Encontré los tanques y recuperé tres muestras de equipo para que Taimi hiciese ingeniería inversa con ellas.

Sayida se puso en contacto conmigo para informarme de que una tormenta de la Marca había derribado la aeronave que llevaba los detonadores de Canach, quien había elaborado un audaz plan para demoler una montaña y causar una avalancha sobre Kralkatorrik cuando llegase. Parecía que el plan iba a quedar en agua de borrajas, pero conseguí abrirme paso entre los marcados que rondaban por el precio y recuperar los detonadores. Ahora que el plan de Canach volvía a ser viable, Sayida aceptó situar sus fuerzas en una posición elevada y dirigir al resto de la flota para lanzar una andanada de fuego de cañón contra Kralkatorrik cuando llegase.

Al volver a la forja, Hilina me comentó que Taimi y Gorrik ya habían terminado de analizar las piezas de tecnología draga y que ella haría las modificaciones necesarias a los cristales de resonancia del anfiteatro. Todo estaba en su sitio, había llegado la hora de poner en marcha nuestro osado plan.

Mi historia

Curiosidades[editar]