Contenido de la tercera temporada de Mundo Viviente

Saul D'Alessio

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Disambig icon.pngEste es un artículo acerca de el líder del Manto Blanco. Para la estatua, véase Saul D'Alessio (estatua).
Alerta de spoiler: El texto siguiente contiene información que podría revelarte contenido de Bastión del Penitente.

Nunca quise nada de esto. Todo lo que he querido es que Kryta sea libre. Ellos pensaran que soy un traidor. Mi nombre sera denigrado por generaciones.

Saul d'Alessio

Saul D'Alessio fue el fundador del Manto Blanco. Él salvó a Kryta de la invasión de charr con la asistencia de los mursaat, quienes mataron a varios integrantes del Manto Blanco que los percibieron (con la excepción de unos pocos devotos seguidores), a cambio de su ayuda con la amenaza de la invasión. Saul inmediatamente se arrepintió de su decisión en adorarlos, poco antes de ser capturado por los mursaat, entre ellos Lázaro el Nefario, desapareciendo de la historia de Tyria.

Biografía[editar]

Hace tiempo[editar]

Saul D'Alessio era jugador y un borracho que alcanzó el punto más bajo de su vida cuando perdió una apuesta que no podía pagar. A los que les debía amenazaron con romperle los dedos y quitarle la vida si no los pagaba a tiempo. En su desesperación Saul decidió robar a los viajeros y finalmente pagó su deuda, pero una de sus víctimas lo reconoció y fue atrapado. Fue juzgado como ladrón con el castigo del exilio de Kryta y las autoridades locales le vendaron los ojos y lo llevaron tres semanas completas antes de dejarlo que se las arreglara solo en el desierto.

Solo, quebrado y perdido, Saul vagó por un bosque denso durante varios días sobreviviendo solo con raíces y bayas y al cuarto día ya delirante de hambre, Saul emergió de los árboles para ver lo que él pensaba que era una alucinación y vio una ciudad de torres enormes con alabastro y filigrana dorada que llegaba a los cielos. Al caminar hacia la ciudad, Saul observó de cerca a los habitantes los mursaat cuya forma y comportamiento elegantes lo impresionaron enormemente. Hambriento y exhausto con la ropa rota y sucia, Saul se arrodilló y se tocó la frente con el suelo. Había encontrado a sus dioses y ellos a su vez habían encontrado a su discípulo más devoto.

Fundador del Manto Blanco[editar]

Los mursaat secuestran a Saul D'Alessio.

Saul le devolvió a Kryta un hombre cambiado y sus trapos habían sido reemplazados por una bata blanca sin mangas bordada con hilo dorado y sus rasgos enfermizos y una vez hundidos volvieron a ser completos y saludables. Ya no anhelaba el alcohol, ya no deseaba las apuestas y su vida tenía un propósito. Había regresado para correr la voz de los "Invisibles", para entregar su hallazgo a los humanos de Kryta.

Cuando la invasión de los charr devastó a Kryta y cayó la Guardia del León, el rey Jadon huyó del trono y dejó al reino sin líder y vulnerable. Al ver la difícil situación de su pueblo, Saul difundió la fe de los Invisibles. El carismático Saul se convirtió en un pastor que reunió un rebaño cada vez mayor de un pueblo desesperado por la salvación, y sus ovejas siguieron cada uno de sus pasos mientras ayudaban a los Krytenses que lo necesitaban. Aquellos que mostraron una verdadera convicción por la causa de Saul recibieron túnicas blancas similares a las suyas, cada una bordada con hilo dorado lo que llevó a la fundación del Manto Blanco.

Una vez que fue pastor Saul y asumió el cargo de general de su creciente ejército y logró detener el avance de los charr por un tiempo. Para terminar la guerra ideó un plan desesperado. Él y un pequeño grupo de sus guerreros más elitistas se colaban en el campamento principal de los charr en la oscuridad de la noche y asesinaban a los líderes de los charr. Esto confundiría a los charr lo suficiente como para que los Krytenses se defendieran y los obligaran a salir de Kryta. Sin embargo el plan era peligroso y Saul sabía que las posibilidades de supervivencia eran escasas.

El plan salió a la perfección, como estaba previsto, sin embargo los charr se dieron cuenta y fueron hacia el escuadrón de Saul atacar. Entonces Saul hizo todo lo que pudo hacer y rezó y esperó que los Invisibles le ayudaran, sorprendentemente sus dioses aparecieron y tres de los mursaat, Optimus Caliph, Mercia el Presumido y Lázaro el Nefario aparecieron y diezmaron a los charr con su magia devastadora y al hacerlo salvaron a Kryta. Sin embargo su ayuda tuvo un precio, después de destruir a los charr, los mursaat se volvieron contra el escuadrón de Saul, que unos momentos antes los adoraba como sus dioses y asesinó a la mayoría de ellos ya que los Invisibles no deseaban ser observados por nadie, excepto los más devotos. Solo un puñado del Manto Blanco más devotos del escuadrón sobrevivió a la traición inesperada.

Al darse cuenta de la actitud cambiada de Saul al ver la masacre y para evitar que le contara a la población de Kryta lo que había visto, los mursaat se lo llevaron con ellos. Cuando se desvaneció de la vista mortal, Saul se dio cuenta de que no había salvado a su pueblo y que sus dioses no eran tan benévolos como había creído alguna vez. Había traicionado a Kryta con nuevos dioses.

Legado[editar]

Los mursaat y el Ojo de Janthir torturan a Saul D'Alessio.

Después de su desaparición, Saul fue elevado a mártir y héroe de Kryta por el nuevo liderazgo del Manto Blanco bajo el mando del confesor Dorian quien difundió una mentira de que Saul había muerto en la emboscada por los charr. Se construyó una tumba para Saul en Demetra y sería custodiada por Tenad el Fiel en la vida e incluso más allá de la muerte.

El Manto Blanco se convirtió en un culto religioso dedicado a los Invisibles. Gobernaron a Kryta aunque la mano invisible de los mursaat guiaba las acciones de sus líderes, quienes solo estaban al tanto de los Invisibles. Siguiendo las instrucciones de los mursaat, el Confesor y el cónclave hicieron que el Manto Blanco usara el Ojo de Janthir para encontrar personas talentosas entre la población de Kryta y llevar a estos Elegidos a la Hematites de Maguuma en el Pantano de la Hematites donde el grupo seleccionado fue sacrificado para mantener cerrada la Puerta de Komalie.

Sin embargo una vez que el Manto Blanco mintió y hizo el sacrificio de sus víctimas en la cima de la Hematites de Maguuma, fueron expuestos por la Hoja Brillante, quien se enteró de la verdad por primera vez, y Kryta se volvió contra el culto. El conflicto condujo a la Guerra Civil de Kryta que duró desde el año 1072 al 1079 d.É. y terminó con la victoria de la Hoja Brillante y Salma, la hija del rey Jadon, quien se convirtió en la Reina de Kryta y la fundadora de la dinastía Salmaic. Con los mursaat derrotados y su dominio sobre Kryta disminuyo y los pocos miembros del Manto Blanco que habían sobrevivido a la guerra se dispersaron por toda la Selva de Maguuma. Saul una vez visto como el héroe de Kryta fue odiado por los Krytenses actuales como el traicionero fundador del Manto Blanco.

Bastión del Penitente[editar]

Saul encuentra la paz después de la derrota de Deimos.

Sin que todos lo supieran Saul había sobrevivido a su encuentro con los mursaat. Después de la captura de Saul, los mursaat lo había llevado al Bastión del Penitente como prisionero. Allí el Ojo de Janthir se usó en Saul para mantenerlo vivo a través de los siglos para sufrir bajo las manos del demonio Deimos con la esperanza de quebrar a Saul para poder ser de utilidad para los mursaat como el verdadero líder mas devoto del Manto Blanco

En algún momento, Saul se mantuvo en contacto con otros prisioneros a través de notas, intentando escapar del Bastión, pero fue en vano. Finalmente lo colocaron en confinamiento solitario, aislado de otros reclusos. Después de la Guerra Civil de Kryta, se suponía que los mursaat habían sido asesinados, con la excepción de Lázaro el Nefario que se había escondido, pero Saul y otros reclusos permanecieron encarcelados indefinidamente. Un disturbio en la prisión tuvo lugar algún tiempo después, pero Samarog el capo de la prisión que actuó como el guardián en ausencia de los mursaat, cuando terminó el disturbio al matar a todos los que intentaron escapar, dejando a Saul atrapado como el único interno vivo.

Saul fue encontrado por la erudita Glenna y un grupo de asaltantes que exploraban el Bastión en el año 1330 d.É.. después de que un portal misterioso los condujera allí desde el Pantano de la Hematites. Estaba atado y encadenado y el demonio Deimos que estaba disfrutando de su sufrimiento. Los asaltantes liberaron a Saul y lo ayudaron a combatir sus vicios manifestados de Avaricia y Orgullo, después de lo cual Saul se unió al lado de los asaltantes para enfrentar a Deimos, quien los amenazó a todos.

Una vez que el demonio fue derrotado y el Ojo de Janthir se retiró, el poder del Ojo ya no sostuvo a Saul, quien luego murió. Sintiendo pena por lo que Saul había pasado y cómo se había ganado una peor reputación de la que merecía, los invasores decidieron no informar al gobierno de Kryta sobre la existencia de Saul para evitar causar un alboroto político. En su lugar optaron por enterrar los restos de Saul en el suelo de Kryta sin decir nada, y así el fundador del Manto Blanco finalmente pudiera descansar en paz.

Localización[editar]

Cascadas del Bosque

Habilidades de combate[editar]

Habilidades
  • Fundador del Manto Blanco
Efectos

DesafíoDefiance bar segmented.png

Logros relacionados[editar]

Galería[editar]

Notas[editar]

Curiosidades[editar]

  • En la historia corta "Los protectores de Kryta" escrita para Guild Wars Prophecies, Saul D'Alessio se llamaba Saul Botof.
  • El Litoral D'Alessio fue llamado en honor a Saul durante el reinado del Manto Blanco en Kryta.
  • "Pués ayudame, Saul" es una frase utilizada por el Manto Blanco.[1]
  • Saul recibe su voz de Darin De Paul.[2]

Ver también[editar]

Objetos asociados

Referencias[editar]