Contenido de Sangre y Hielo

Marea helada

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Marea helada

Año
1333 d.É
Argumento
Sangre y Hielo
Capítulo
Campeones
Localización
Ojo del Norte
(Lejanas Picosescalofriantes)
Costa Mareasangrienta
(Kryta)
Nivel
80
Precedido por
Incendio incontrolado
Seguido por
Llama contra escarcha

Misión de respuesta dracónica Costa Mareasangrienta pantalla de carga.jpg

Pantalla de carga

Marea helada es la octava parte de la historia Campeones, Capítulo 3: Equilibrio, el quinto episodio de Sangre y Hielo.

Objetivos[editar]

Recompensas[editar]

Guía[editar]

Logros[editar]

Respuesta dracónica de emergencia: Costa Mareasangrienta Campeones Arenanet Points.png
Completa la misión de respuesta dracónica en la Costa Mareasangrienta. 1 objetivo completado Arenanet Points.png
  • Completa la misión
Marea helada Campeones Arenanet Points.png
Completa el capítulo de historia "Marea helada".Diario: "Marea helada" completado 1 objetivo completado Arenanet Points.png
  • Completa el paso de la historia

PNJs[editar]

Aliados[editar]

Enemigos[editar]

Objetos[editar]

[editar]

Mi historia[editar]

Ojo del Norte pantalla de carga.jpg

Crecia contactó conmigo vía comunicador para ponerme al corriente de cómo iba la campaña bélica. Malice y ella habían acudido a los Olmakhan para forjar una alianza a largo plazo. Parecía un tanto extraño, ya que los Olmakhan se habían aislado voluntariamente como sociedad durante generaciones. ¿Por qué iban ahora a querer involucrarse en el conflicto?

Pero debido al cambio de liderazgo —y de actitud— en la Legión de la Llama, resulta que estaban dispuestos a contemplar la idea de una unificación de los charr unidos. Rox iría como emisaria a escuchar el plan de Crecia. Acordé reunirme con ellas en la Costa Mareasangrienta para hacer una mediación neutral.

Al llegar al lugar, resultaba evidente que las negociaciones iban a tener que esperar. La progelie estaba asolando la costa en su intento de dominación. Evacuamos a todos los que pudimos y estuvimos rechazándolos antes de dirigirnos al faro.

Crecia se disculpó por aquel giro imprevisto de los acontecimientos. Rox se lo tomó con calma y le recordó a todo el mundo que mi presencia solía acabar dando al traste con todos los planes, por lo que aquello no era de extrañar (gracias, Rox). Pero era como en los viejos tiempos y mi vieja amiga accedió a reincorporarse a la lucha. La causa era más importante que las necesidades de cualquiera de las facciones, por lo que ahora y más adelante podríamos contar con sus hermanos Olamakhan.

Apuntalamos las defensas del faro y rechazamos oleadas de la progelie hasta que apareció uno bestial en la bahía helada. Intentamos atacarlo, pero se rodeó de muros prácticamente impenetrables de grueso hielo. Recurrimos a los cañones para hacerlos pedazos y luego nos concentramos en la criatura y sus refuerzos.

Después de nuestra trabajosa victoria, Crecia, Malice, Rox y yo charlamos unos momentos y luego nos separamos, ya que el enemigo todavía andaba suelto.

Mi historia