Cima de Piedra

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Alerta de spoiler: El texto siguiente contiene información que podría revelarte contenido de Guild Wars 2.

La Cima de Piedra era una antigua facción enana que solía estar activa en las Montañas Picosescalofriantes. Inicialmente dirigido por el primo del Rey Jalis Martillo de Hierro, Dagnar Rompepiedras, era una organización militante que odiaba a los extraños y buscaba conquistarlos y esclavizarlos a todos. Después de que el Ritual del Gran Enano obligó a todos los enanos de Tyria a convertirse en piedra, los eruditos creían que toda la Cima de Piedra sobreviviente había unido sus fuerzas junto con los Deldrimor y descendieron a las Profundidades de Tyria para luchar contra el Dragón anciano Primordus y sus Destructores. Siglos después la sombra de la Cima de Piedra aún se cierne sobre las Montañas Picosescalofriantes mientras sus esclavos dragas ahora liberados intentan fortalecerse por cualquier medio necesario para que nunca sean subyugados nuevamente mientras buscan artefactos y ruinas de Deldrimor y de la Cima de Piedra para destruir todo rastro de civilización enana de Tyria.

Historia[editar]

Hace tiempo[editar]

Aunque los enanos de Deldrimor habían tenido relaciones comerciales pacíficas con los humanos durante siglos, comenzó a formarse una brecha entre varios enanos sobre cómo tratar a las otras razas. Estas diferencias ideológicas eventualmente llevaron a Dagnar Rompepiedras, primo del Rey Jalis Martillo de Hierro, a fundar la facción de la Cima de Piedra xenófoba cuyo objetivo era derrocar al Rey Martillo de Hierro y esclavizar a las otras razas de Tyria para marcar el comienzo de una era de superioridad enana. Para hacer realidad su visión, la Cima de Piedra entabló una brutal guerra civil con los enanos más pacíficos de Deldrimor.

La Cima de Piedra se hizo cargo con éxito de varios lugares clave a lo largo de los Picosescalofriantes durante la guerra civil, haciendo que las áreas conquistadas fueran hostiles para viajar por Deldrimor y no enanos por igual. Una de sus fortalezas notables fue lo que más tarde se conocería como el "Crepúsculo de los Enanos" en el Paso de Lornar. Usaron la bóveda real de la fortaleza para almacenar varios de sus artefactos más valiosos y mágicos y otras armas dentro, incluida la Hoja Sanguinaria que había sido forjada con la sangre congelada del Dragón anciano Jormag y que podría corromper a cualquiera que la tocara.

Ellos esclavizaron con éxito a los dragas y subyugaron a varias criaturas nativas para su uso en monturas, como los dolyaks y bestias de nieve. Maestros de la ingeniería y los arcanos, la Cima de Piedra unió a los demonios en varias reliquias y usó a los djinn para encender mágicamente construcciones como el Yunque de Hierro que se usó para controlar el Abrazo del Pesar y las llamas del horno gigantesco en lo profundo de la mina para el esfuerzo de la guerra.

Conflictos en las Picosescalofriantes[editar]

Después de la Devastación de Ascalon durante el conflicto humano-charr en el año 1072 d.É., varios refugiados ascalonianos liderados por el Príncipe Rurik intentaron alcanzar un santuario en Kryta a través de las Montañas Picosescalofriantes para huir de las fuerzas invasoras de los charr. Se vieron obligados a luchar contra la Cima de Piedra que se había aprovechado de los caminos después de bloquear el camino hacia el Paso Borlis, así para asegurar un paso seguro para su pueblo, el Príncipe Rurik dirigió negociaciones con el rey Jalis, invocando la antigua alianza entre humanos y enanos, y descubrió que la Cima de Piedra estaba asediando la aldea Deldrimor de Krok. Los Ascalonianos ayudaron a los Deldrimor a hacer retroceder a los sitiadores, lo que les valió la buena voluntad del Rey Jalis, quien a su vez les ofreció refugio e información valiosa durante su larga caminata por las montañas.

Los Ascalonianos se enteraron de que la Cima de Piedra tenía la intención de construir un nuevo tipo de arma de asedio que devastaría las defensas de Deldrimor en un ataque decisivo. Ayudaron al Deldrimor robando los planos, pero encontraron un obstáculo en la Puerta de Escarcha que debían abrir para dejar atrás las montañas. Mientras los enanos y los humanos trabajaban en los mecanismos de la puerta, Dagnar y sus fuerzas de la Cima de Piedra los emboscaron, buscando venganza por las derrotas anteriores. El príncipe Rurik pereció en una última posición para ganar tiempo para que el resto de los ​​refugiados, incluidos varios héroes, huyeran a un lugar seguro.

La Cima de Piedra finalmente logró hacerse cargo de la Torre del Trueno, obligando al Rey Jalis y su hermano Brechnar Martillo de Hierro a hacer sonar la retirada para el Deldrimor. Sin embargo, antes de que los leales pudieran ser completamente derrotados, presenciaron una vista agradable. Los héroes ascalonianos ahora acompañados por la Hoja Brillante y el Visir Khilbron, acudieron en ayuda del Deldrimor y ayudaron a recuperar la fortaleza después de una feroz batalla mientras cumplían partes de las Profecías del buscador de Llama de la dragona Glint. Varios campeones de la Cima de Piedra cayeron durante la batalla, incluido el propio Dagnar Rompepiedras.

La caída de su líder dejó a la Cima de Piedra en desorden, lo que permitió que Deldrimor los condujera a las Lejanas Picosescalofriantes. Al enterarse de la existencia del Forjador de Hierro y el usar sus recientes victorias para su ventaja, el Deldrimor envió espías disfrazados de esclavos para explorar el Abrazo del Pesar, obstaculizando el liderazgo de la Cima de Piedra y luego envió un pequeño escuadrón de enanos y humanos que tuvieron éxito destruyeron el mismo Forjador de Hierro.

Un hierofante de la Cima de Piedra llamado Morlog descubrió el Tomo del Rubicón e intentó descifrar sus escritos para poder pronunciar el nombre del Gran Destructor, enemigo del Gran Enano, y convocar a una criatura que se cree que es tan poderosa que acabaría con el mundo. Sin embargo Morlog fue derrotado por el Sumo Sacerdote Alkar del Deldrimor y sus aliados humanos, y el tomo fue puesto en custodia. Casi al mismo tiempo, los héroes también ayudaron a los rebeldes dragas oprimidos, que fueron liderados por Molenin a organizar una revolución contra la Cima de Piedra, reduciendo aún más los recursos de los enanos.

Las filas de la Cima de Piedra se estaban fracturando gradualmente después de sus derrotas, y algunos de la Cima de Piedra abandonaron su facción y comenzaron el camino hacia la expiación. Al menos un ex miembro, Ural Piedraelevada, se convirtió en seguidor de la diosa Dwayna.

Pasando varios años en el exilio, los clanes debilitados de la Cima de Piedra se reagruparían bajo nuevos hierofantes que entraron en el vacío de poder para liderar a los sobrevivientes mientras intentaban encontrar nuevas fuentes de poder para recuperar sus tierras perdidas. En el año 1078 d.É., los héroes ayudaron a Molenin una vez más al derrotar tanto a un grupo de excavación de la Cima de Piedra, que estaban utilizando sus esclavos dragas para excavar más profundamente en las Excavaciones de Vlox, como el liche Zoldark el Impío que estaba manipulando la Cima de Piedra para llegar a él y para poder usarlos y a los dragas para sus propios fines.

Entre los hierofantes más notorios durante este tiempo se encontraba Duncan el Negro, que intentó aprovechar la esencia del asesinado Gran Destructor, que se revelaría como un campeón del Dragón anciano Primordus en las próximas décadas, por lo que la Cima de Piedra se volvería poderosa y suficiente para subyugar al Deldrimor. Después de que un grupo de héroes derrotó a Duncan en el Destierro de Esclavistas, los restos de la Cima de Piedra se dispersaron en la naturaleza con su destino desconocido.

Legado[editar]

Años intermedios[editar]

Algunos de los Deldrimor maldijeron las tumbas de ciertos miembros individuales de la Cima de Piedra que habían matado a sus amigos. Estas maldiciones arcanas eran tan potentes que podrían persistir en las tumbas enanas durante siglos en lugares como el Cuartel Trineopiedra.

Aproximadamente cincuenta años después de que se realizara el Ritual del Gran Enano, el último de los enanos de carne y hueso sintió la llamada a someterse al Ritual ellos mismos. Los eruditos actuales llegaron a creer que las dos facciones rivales habían dejado de lado sus diferencias debido a la exigencia del Ritual y unieron fuerzas para luchar contra un enemigo común, dejando al Deldrimor Ogden Curadordepiedra como el único enano de piedra conocido en las últimas décadas.

Su cruel esclavitud bajo la Cima de Piedra, y las disputas territoriales que surgieron cuando los dragas finalmente ganaron su libertad, fueron la razón principal por la cual los dragas se volvieron agresivos y desconfiaban de los extraños en la actualidad. Como resultado los dragas comenzaron a trabajar incansablemente para borrar toda la evidencia de la cultura enana, incluidos los artefactos, diarios, artículos e incluso edificios enteros de toda Tyria, mientras lentamente se veían a sí mismos como una raza superior apta para conquistar a Tyria como los antiguos maestros de la Cima de Piedra habían intentado antes que ellos.

Antes de desaparecer, la Cima de Piedra honró a sus líderes y campeones caídos construyendo varias tumbas para ellos a lo largo de las Montañas Picosescalofriantes. Entre los monumentos más notables se encuentran las dos tumbas esplendorosas dedicadas a Dagnar Rompepiedras en la Cumbre de Topent, y en la Cueva ventosa, y en la tumba del Hierofante Morlog en los Abismo de la Tribulación. Los eruditos del Priorato de Durmand, los saqueadores de tumbas y los piratas que trabajan para la alianza de la Almirante Taidha Covington explorarían las Picosescalofriantes en la actualidad para encontrar valiosos tomos, armas y otros artefactos y los llevarían a estudiar o los confiscarían para venderlos en el mercado negro.

Aunque varias fortalezas y tumbas de la Cima de Piedra cayeron en los estragos del tiempo, el saqueo y el vandalismo, algunos de sus artefactos y ruinas todavía se encontraron en las Montañas Picosescalofriantes, sobre todo en la Fragua del Pesar, que pasó a llamarse Abrazo del Pesar, una antigua base de operaciones de Deldrimor que había sido asumido por la Cima de Piedra y utilizado como su capital por un tiempo. Después de la desaparición de la Cima de Piedra, los dragas se hicieron cargo de la base y la utilizan como su propia capital, donde sus aliados de la Inquisa liderados por Kudu revitalizarían el trabajo en el Forjador de Hierro por un tiempo en el año 1325 d.É.

Sangre y Hielo[editar]

Sin que nadie lo supiera, un grupo de la Cima de Piedra había permanecido en lo profundo de las Cuevas de Escarchaoscura y el área que lo rodeaba en la Marca de Bjora, protegiendo su fortaleza con celo y con la ayuda de un Forjador Antiguo. Para cuando la Banda de guerra de acero charr se encontró con los restos de la Cima de Piedra en el año 1332 d.É., los enanos ya no eran inteligibles y solo podían aullar mientras convocaban a los Destructores a su lado y atacaban cualquier cosa en las cercanías con furia para sorpresa de los charr.

Las páginas dispersas de los Registros de la Cima de Piedra arrojan algo de luz sobre el crepúsculo de la Cima de Piedra y lo que había sucedido en sus fortalezas destruidas a lo largo de los siglos. Según el diario la mayoría de los clanes de la Cima de Piedra habían acordado un tratado de paz con los Deldrimor y se unieron a su lucha contra Primordus una vez que los efectos del Ritual del Gran Enano comenzaron a apoderarse de la raza enana en su conjunto. Sin embargo un grupo de la Cima de Piedra había rechazado los términos del tratado como desfavorables y se aisló en las Cuevas de Escarchaoscura y las áreas al norte del lugar, protegiendo ferozmente sus últimos bastiones mientras luchaba contra la transformación física y mental del ritual que sus cuerpos estaban experimentando, así como una fuerza cada vez mayor de Progelie invasores del Dragón anciano Jormag.

En su desesperación por aferrarse a su individualidad, el grupo de la Cima de Piedra recurrió a antiguos pergaminos recuperados de la tumba de Duncan el Negro. Estos pergaminos revelaron rituales oscuros que permitirían a los enanos deshacer la transformación física causada por el ritual o al menos aprovecharla para sus usos. Aunque carecían de una idea que el Tomo del Rubicón podría haber proporcionado, los restos de la Cima de Piedra no creían en las antiguas profecías y deseaban forjar su propio camino: aprovecharían el poder del Gran Destructor para superar su estado actual. Aunque el ritual parecía ser un éxito, algunos enanos se derritieron desde adentro y fueron reducidos a cenizas, mientras que los sacerdotes reflexionaron si realmente habían estado aprovechando un poder que era mayor y más antiguo que el Gran Destructor.

Algunos de los que no sucumbieron a los efectos iniciales del ritual oscuro se volvieron erráticos y violentos, causando luchas internas entre los enanos para gran confusión de los sacerdotes. Eventualmente cada enano sobreviviente en el grupo sintió una sensación de ardor dentro de ellos cuando comenzaron a pensar cada vez menos. Para cuando los ataques de la progelie disminuyeron, el remanente de la Cima de Piedra había cerrado las puertas y asegurado las fortalezas restantes hasta que todos sucumbieron a los efectos de su nuevo estado y se unieron a la verdadera fuente de la que habían estado llamando su magia ritual: Primordus .

Véase también[editar]

Elementos asociados