Contenido de la cuarta temporada de Mundo Viviente

Espada de Balthazar (PNJ)

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Disambig icon.pngEste es un artículo acerca de la gran espada empuñada por Balthazar. Para el diseño desbloqueada en el guardarropa, véase Mandoble de Balthazar.
Alerta de spoiler: El texto siguiente contiene información que podría revelarte contenido de Tercera Temporada de Mundo Viviente, Guild Wars 2: Path of Fire y la Cuarta Temporada de Mundo Viviente.

La Espada de Balthazar es la gran espada empuñada por Balthazar, el dios del fuego y la guerra, durante su campaña contra el dragón anciano Kralkatorrik.

Historia[editar]

Hace tiempo[editar]

Las estatuas de Balthazar, el dios del fuego y la guerra, representan tradicionalmente al dios empuñando una mandoble. Algunos de los epítetos de Balthazar fueron la Espada de conflicto y la Espada sagrada, lo que sugiere que la gran espada era importante para la Iglesia de Balthazar a través de su asociación con el dios mismo.

Tercera Temporada de Mundo Viviente[editar]

A su regreso a Tyria en un estado debilitado en el año 1329 d.É., Balthazar disfrazado inicialmente no empuñaba una gran espada. Una vez que usó la Máquina de Taimi en el volcán de Draconis Mons para absorber suficiente magia de los Dragones ancianos paralizados Primordus y Jormag, el antiguo Dios del Fuego y la Guerra finalmente pudo manifestar su gran espada, aunque se vio obligado a irse poco después debido a el Comandante del Pacto y Taimi destruyen la máquina antes de que los dos Dragones ancianos pudieran ser asesinados.

Path of Fire[editar]

Balthazar empuña su espada mientras persigue a Vlast.

Con Primordus y Jormag volviéndose inaccesibles para él, Balthazar fijó su mirada en el próximo Dragón anciano viable, Kralkatorrik, y reclutó un ejército de seguidores mortales y forjados mientras dirigía la campaña en persona en el Desierto de Cristal y Elona en el año 1330 d.É. Al descubrir que la debilidad de Kralkatorrik era cualquier criatura que compartiera su poder cristalino, el Dios de la Guerra comenzó a cazar al nieto de Kralkatorrik, Vlast, para usar el poder del dragón contra el Dragón anciano. Golpeó a Vlast con su gran espada en la Torre del Dios Caído en las Tierras Altas del Desierto solo para terminar luchando contra el Comandante del Pacto, Canach, Kasmeer Meade y Rytlock Brimstone que habían acudido al rescate del dragón. Después de incapacitar al grupo con su magia, Balthazar intentó matar al Comandante con su gran espada, solo para terminar atravesando a Vlast, quien saltó frente a la espada y explotó en un acto de autosacrificio.

Al verse obligado a huir una vez más y ya no poder usar a Vlast para su campaña, Balthazar fijó su mirada en Aurene, la hermana de Vlast que también estaba conectada con Kralkatorrik. Le tendió una emboscada y jugó con el Comandante en una burla de duelo en los Pilares de Supremacía en la Ribera del Elon, sabiendo que el vínculo mental entre el Comandante y Aurene haría que Aurene viniera a ayudar a su campeón. Después de atraer a Aurene hacia él, Balthazar usó su magia y su gran espada para capturar al joven dragón y mató al Comandante antes de reunir a su ejército para invadir el Bazar de Kodash en el Dominio de Vabbi, donde se había avistado a Kralkatorrik.

Mientras su ejército se enfocaba en la lucha contra los Despertados en la Batalla del Bazar de Kodash, Balthazar tomó su Bestia de Guerra, empoderada por Aurene dentro de ella, para luchar contra Kralkatorrik. Sin embargo, cuando el Comandante regresó de entre los muertos y destruyó a la Bestia de guerra para liberar a Aurene en el último momento, Balthazar se centró en derrotar al Comandante antes de que reanudara la lucha contra el debilitado Kralkatorrik. A pesar de usar tanto su magia como su gran espada en combate, Balthazar fue derribado con los esfuerzos combinados de Aurene y el Comandante que empuñaba la antigua espada de Balthazar, Sohothin. La explosión mágica causada por la muerte de Balthazar envió la gran espada volando a los Acantilados de Jahai, donde aterrizó en lo que se convertiría en la Cicatriz de la Marca Central y quedó inactiva.

Cuarta Temporada de Mundo Viviente[editar]

Después de que Kralkatorrik comenzó a enviar secuaces a través de las grietas de la Niebla para cazar a Aurene, el Comandante y Blish comenzaron a pensar en una forma de predecir dónde aparecerían el Dragón anciano o sus secuaces a continuación para que las fuerzas elonianas pudieran evacuar los asentamientos antes de los ataques. Al decidir que necesitaban colocar un dispositivo de rastreo en el Dragón anciano, Blish se dio cuenta de que la gran espada de Balthazar tendría suficiente magia para atraer a Kralkatorrik y así poder seguir con el plan.

El Priorato de Durmand había calculado la trayectoria de la gran espada después de la Batalla del Bazar de Kodash y entró en los Acantilados de Jahai una vez que fue seguro buscar la espada en el año 1331 d.É. Sin embargo, la espada fue robada de la expedición del Priorato por Zafirah, una sacerdotisa eloniana sobreviviente de Balthazar, quien la llevó a la Guarnición de Argon y la protegió de cualquier posible ladrón. Después de un enfrentamiento con el Comandante del Pacto que también había venido por la espada, Zafirah la abandonó. Eventualmente siguió al Comandante al Refugio del Sol para presenciar cómo se volvía a encender la espada con la ayuda de la espada de Rytlock, Sohothin.

La gran espada reencendida comenzó a buscar a su maestro caído solo para detenerse en el lugar donde se había visto a Aurene por última vez, lo que hizo que Zafirah se diera cuenta de que la espada estaba percibiendo la magia de Balthazar a través de Aurene. El Comandante y Blish idearon un plan para rastrear los movimientos de Kralkatorrik haciéndole ingerir la espada que tendría un rastreador adjunto. Para llevar a cabo la tarea, la pareja llevó la espada a la Niebla y usó su magia como cebo para atraer a Kralkatorrik para que se la comiera.

Sin embargo, al sentir que se acercaba la Tormenta de la Marca del Dragón anciano, la gran espada atacó y rompió la fuente de energía del rastreador. Para asegurarse de que el rastreador mantuviera el poder indefinidamente, Blish cerró sus funciones superiores y unió su cuerpo de gólem al rastreador y la espada, sacrificándose por el bien de la misión, antes de que Kralkatorrik se tragara la espada y Blish por completo.

Involucrado en historia[editar]

Cuarta Temporada de Mundo Viviente[editar]

Habilidades de combate[editar]

Galería[editar]

Renders
Captura de pantalla

Notas[editar]