Contenido de Path of Fire

Desierto de Cristal

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Alerta de spoiler: El texto siguiente contiene información que podría revelarte contenido de El Filo del Destino, Segunda Temporada de Mundo Viviente, Path of Fire, y la Cuarta Temporada de Mundo Viviente.

Desierto de Cristal

42Corazón completo (mapa icono).png 38Punto de ruta (mapa icono).png 297Punto de interés.png 29Desafío de héroe (mapa icono).png 80Vista.png

Desierto de Cristal mapa.jpg
Mapa de Desierto de Cristal

Niveles
80
Tipo
Región
Dentro de
Tyria
Imágenes

Desierto de Cristal.jpg

Clic para agrandar.

El Desierto de Cristal es la tierra que se encuentra entre las naciones de Ascalon, Orr y Elona. Se dice que cada grano de arena en el desierto era, un cristal diminuto que le daba su nombre a la región. El extremo sur del Desierto Cristal está lleno de desechos sulfurosos, llamado la Desolación, tan tóxico por la influencia de Abaddon que solo los muertos y los demonios pueden pasar. El Desierto de Cristal es famoso por muchos puntos de referencias, incluida la Guarida de Glint en el norte y Roca del Augurio, donde fue posible la Ascensión. Al menos dos portales en la Niebla se forman en el desierto: uno en la Tumba de los Reyes Primigenios que conduce al Salón de los Héroes, y otro en la Desembocadura del Tormento que conduce al Reino del Tormento.

En los últimos milenios, muchas naciones han colonizado con éxito estas tierras, y cada una de ellas finalmente sucumbió a la arena. En la actualidad, Palawa Joko ha extendido las fronteras de Elona al sur del Desierto de Cristal, mientras que el Dragón anciano Kralkatorrik ha marcado las porciones orientales. Al norte del desierto, los desertores del imperio de Joko se han establecido a lo largo de la Bahía de Elon y las Tierras Altas del Desierto a las Montañas Picosescalofriantes.

Como llegar[editar]

Se requiere la expansión Guild Wars 2: Path of Fire para acceder a esta región. Activa la historia de Path of Fire en el Diario de historia en el panel de héroe y termina la primera parte del paso de la historia Encender la llama (Prólogo) para obtener acceso al siguiente marcador de instancia en la aeronave atracada cerca del faro Nido del Fénix en Arco del León, que luego te transportará al Oasis de Cristal. Alternativamente, si tu clan tiene la sala de clan el Refugio Venteado, puedes ingresar a la Sala del clan a través del panel del clan y luego caminar a través del portal de salida para llegar al Dominio de Vabbi.

Localizaciones[editar]

Zonas explorables
Salas de clan
Instancias
Incursiones

Historia[editar]

Historia antigua[editar]

El Desierto de Cristal fue varios años atras el Mar de Cristal, en aquel entonces, lo que ahora es la Desolación fue una vez una costa verde, y sus únicos habitantes fueron los Olvidados que sirvieron a Glint. Cuando la humanidad aún era nueva en el mundo de Tyria, había una civilización humana, conocidos como los Margonitas, prosperaron en estas aguas y en los islas que habían. Hace 250 años, se hicieron descubrimientos que algunos historiadores creían que apuntaban a una presencia de Luxon en el Desierto de Cristal hace más de mil años, pero al igual que muchos creían que esto era una mala interpretación de la evidencia, vale la pena señalar que la existencia de los margonitas también fue puesta en duda por algunos historiadores de la época, que los consideraban mitológicos.

Cuando la magia regalada por su dios patrón Abaddon fue revocada por los otros cinco dioses, los margonitas desfiguraron las estatuas de los cinco dioses en el Templo de los Seis Dioses y convirtieron sus barcos en torres que intentaban alcanzar físicamente la Ascensión para unirse a su dios, pero todo esto fue incitar un conflicto entre ellos y los Olvidados fieles a los Seis Dioses. Esto provocó una guerra entre Abaddon y los cinco dioses mismos, lo que finalmente condujo a la derrota de Abaddon fue enviado al Reino del Tormento y con él el templo de los Seis Dioses, mientras con esto se la crearía la Desolación y el desierto de Cristal y convirtiendo las tierras en inhóspitas para la mayoría de las razas. Después de esto los dioses se fueron en un evento ahora llamado el Éxodo.

Así pasaron varios siglos y muchos grupos hicieron peregrinaciones a la región, siguiendo los pasos de los margonitas al intentar la Ascensión u otros conocimientos y esperanzas. Entre ellos estaban los Reyes primigenios que establecieron muchas tumbas en la región durante su reinado, Lord Kree que comandaba un ejército de bestias, buscadores misteriosos que buscaban un nuevo hogar, la colonia establecida por Turai Ossa que construyeron imponentes estatuas de sí mismos.

La colonia de Turai Ossa cayó en una lucha interna provocada por los tres sacerdotes que sostenían el Cristal de visión creado para atraer la mirada de los dioses hacia ellos. Durante esta guerra civil, los elonianos crearon un arma poderosa que aniquiló al menos una de las pocas ciudades que establecieron, y también lucharon contra los Olvidados locales, a quienes habían confundido como bestias sin sentido del desierto como las hidras o escarabajos locales. Se desconoce cómo perecieron los Buscadores y los Ascalonianos; Todo lo que se sabe es que estaban allí y murieron. El único grupo que logró sobrevivir al desierto en estos milenios fueron los Despertados de Palawa Joko que se llevaron su hogar en la Desolación, pero él también cayó cuando peleó contra Elona y cayó ante Turai Ossa en la Batalla de Jahai.

Conflictos en el desierto[editar]

En el año 1072 d.É., los Elegidos anunciados en las Profecías del Buscador de la Llama de Glint llegaron al desierto, expulsados de Kryta por el Manto Blanco. Con la ayuda de los espíritus inquietos de la peregrinación caída de Turai Ossa, fueron los primeros en tener éxito en la Ascención y obtuvieron el Don de la Verdad Verdadera que les permitiría luchar contra los mursaat. Con este acto las almas de los Elonianos finalmente pudieron pasar a la otra vida, y Turai tomó su lugar en el Salón de los Héroes. Tres años más tarde, llegó el anochecer, y el regreso de Abaddon comenzó a crear caos en los confines del sur del desierto en una tierra de pesadilla, peor que antes, y el regreso de Palawa Joko para recuperar el control de sus antiguas tierras. Abaddon fue finalmente derrotado al final del conflicto, y la paz regresó al Desierto de Cristal por un tiempo.

Alrededor del año 1135 d.É., Palawa Joko lanzó una nueva invasión a Elona, en la que salió victorioso. Durante esta invasión represó y redirigió el río Elon desde el norte de Vabbi para que fluya hacia el Mar de los Pesares, esto inundó el desierto al norte de la Desolación, convirtiendo su área cercana en un oasis verde. La victoria de Joko sobre Elona y al extenderse más al norte, llevó a los Tyrianos a bloquear el viaje al desierto, aunque todavía tomaron a los refugiados que huyeron del imperio de Joko hasta que dejaron de llegar casi 150 años después. A pesar de este bloqueo, la Orden de los Susurros permaneció en contacto con Elona, y el Priorato de Durmand ha realizado algunas expediciones al desierto.

Después de que el Dragón anciano de la muerte Zhaitan se levantara de debajo de Orr e hiciera que la nación hundida también se levantara, el borde norte de las fronteras de Elona en el desierto se convirtió en una zona de guerra entre las fuerzas de resurgidos y Joko, mientras que el tsunami resultante inundó la costa llegando hasta la costa de Atholma en Dajkah.

Palawa Joko continuó fortaleciendo su gobierno y exterminó a los pocos Lanceros del Sol que quedaban o los persuadió para que se unieran a sus fuerzas como esclavos vivos o muertos vivientes. Sin embargo, algunos Lanceros del Sol persistieron, a pesar de ser perseguidos constantemente por sus hermanos convertidos, el Creciente Acerado. Algunos de los espíritus que originalmente se habían mudado, como Turai Ossa, reaparecieron en el Desierto de Cristal para guiar a sus compañeros espíritus y aventureros.

El Filo del Destino[editar]

En el año 1320 d.É., el clan el Filo del Destino buscó la Guarida de Glint en las Tierras Altas del Desierto para poder luchar contra Glint, ya que creían que era una campeona que se preparaba para el despertar de su maestro Kralkatorrik. Después de localizar la guarida y luchar contra Glint, se dieron cuenta de que no eran enemigos, ya que Glint, al igual que el Filo del Destino, había jurado oponerse a los Dragones ancianos.

Decidiendo juntar sus recursos, lucharon juntos contra Kralkatorrik cuando el Dragón de Cristal había volado a la guarida de Glint para castigarla por su traición. Aunque Glint y el asura Snaff pudieron obligar a Kralkatorrik a caer al suelo, el resto del clan no pudo herir al Dragón anciano a tiempo con la Lanza de sangre de dragón antes de que Kralkatorrik volara. Tanto Glint como Snaff perecieron en el intento, mientras que una gran área alrededor de la guarida se corrompió en la Marca del dragón como resultado, y el Filo del Destino se vino abajo poco después cuando los afligidos miembros del clan se culparon unos a otros por el fracaso.

Años intermedios[editar]

Los aliados Cefiritas de Glint viajaron al lugar de su fallecimiento en algún momento a fines del año 1320 d.É. en un intento de evitar que su cadáver y la magia que contenía cayeran en manos equivocadas. Aprovechando la magia de Glint, los Cefiritas pudieron usar los aspectos del Rayo, Sol y Viento para mejorar sus habilidades de movimiento y construir una versión mejorada de una aeronave a la que llamaron el Sagrario del Céfiro.

La propagación de la Marca del dragón y la invasión de los siervos marcados de Kralkatorrik provocaron el colapso del paso entre las Tierras Altas del Desierto y el Bastión de Halcón de Ébano, lo que impidió el viaje entre las dos regiones. Vlast, el primer vástago de Glint, mato a los marcados para honrar a su madre caída. Los aliados olvidados supervivientes de Glint, liderados por Josso Essher, intentaron un ritual de limpieza para purificar a Kralkatorrik de su corrupción, pero su intento no tuvo éxito ya que el Dragón anciano terminó corrompiendo a los olvidados restantes y transformándolos en marcados.

Segunda Temporada de Mundo Viviente[editar]

Algún tiempo después del Bazar de los Cuatro Vientos en el año 1326 d.É., los cefiritas usaron su Sagrario del Céfiro para viajar a lugares distantes, incluidas las Tierras Altas del Desierto. Mientras estaba allí, el Maestro de la Paz obtuvo los últimos huevos de Glint de un individuo desconocido que le encargó al Maestro que protegiera el huevo con su vida.

Path of Fire[editar]

El aumento de los niveles de magia ambiental a través de las líneas ley y la muerte de los dragones ancianos Zhaitan y Mordremoth hicieron que algunos habitantes del desierto absorbieran demasiada magia y se volvieran locos y violentos. La Orden de las Sombras ofreció recompensas por estas amenazas para proteger los asentamientos y los viajeros.

En el año 1330 d.É., uno de los Seis Dioses había regresado. Balthazar, el dios del fuego y la guerra, se dirigió al Desierto de Cristal para matar a Kralkatorrik y tomar la magia del Dragón anciano para sí mismo. La alianza temporal de Balthazar con Palawa Joko condujo a la creación de los Forjados que el dios rebelde usaría en su campaña. Sin embargo, Balthazar más tarde traicionó y encarceló a Joko en el Dominio de los Perdidos y dejó a los Despertados y al Creciente Acerado sin su líder, lo que obligó a los visires y mariscales de clan a arreglárselas y gobernar lo mejor que pudieron mientras se enfrentaban a los forjados invasores y esperaban el regreso de su rey desaparecido.

El l vuelo de Kralkatorrik más al sur de Vabbi extendió la Marca del dragón y diezmó gran parte del campo de Vabbi. Se libró una batalla crucial en el Bazar de Kodash entre Despertados, Marcados y Forjados. La batalla terminó con la muerte de Balthazar y el empoderamiento del vástago de Glint, Aurene y Kralkatorrik, dejando incierto el futuro del Desierto de Cristal y Elona. Un pequeño rayo de esperanza llegó con la revitalización de los Lanceros del Sol, cuyos miembros supervivientes unieron fuerzas con los grifos del Santuario de los Lanceros del Sol con el apoyo de Tahlkora y el Comandante del Pacto en un esfuerzo por resistir la tiranía de Joko.

Cuarta Temporada de Mundo Viviente[editar]

Notas[editar]