Contenido de la cuarta temporada de Mundo Viviente

Aurene

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Alerta de spoiler: El texto siguiente contiene información que podría revelarte contenido de Guild Wars 2.

Aurene conocida como "El segundo retoño de Glint" por Ruka, en la Cámara Interior de Tarir. No se sabe si tiene todas las habilidades de su madre, sin embargo ella es capaz de vincularse con el Comandante del Pacto con diversas habilidades y es capaz de advertir de eventos futuros en forma de visiones. Esto se ve en la concesión al Comandante del Pacto en una visión de Zojja y Logan en las garras de Mordremoth y una segunda vez de su inminente eclosión y del ataque venidero de los súbditos de Primordus sobre ella emergiendo del huevo. Aurene está siendo custodiada por Caithe para asegurar su seguridad frente a cualquier otra amenaza inminente.

Historia[editar]

Antes de nacer[editar]

Artículo principal: Huevo de Glint

Aurene juvenil

Tercera temporada de Mundo Viviente[editar]

Aurene nació en el año 1329 d.É; unos meses después de absorber parte de la magia de la muerte del Dragón anciano Mordremoth. Su eclosión atrajo a los Destructores del Primordus del dragon anciano que asaltaron su santuario para llegar hasta ella. Gracias a los esfuerzos combinados del Comandante del Pacto, y la Luminosa de los Exaltados y el mursaat Lázaro, los Destructores fueron derrotados. Posteriormente el comandante del Pacto nombró a Caithe como guardiana de Aurene durante su ausencia.

Aurene formó un estrecho vínculo con el comandante, enviando visiones de sí misma a través de grandes distancias a través del vínculo mental que ahora compartían. El comandante se detuvo en Tarir en medio de las misiones y ayudó a someterse a una serie de pruebas de los exaltados para enseñarle valiosas lecciones de vida y así orientarla hacia el camino de la bondad en lugar de egoísmo para que ella pudiera un día convertirse en un gran aliado de la Razas de Tyria.

Path of Fire[editar]

Aurene, crecida después de absorber la magia de Balthazar.

Aurene estaba agitada por la muerte de su hermano Vlast a manos de Balthazar en 1330 d. É., causando angustia entre los Exaltados, Caithe y la asura Taimi que intentaron calmarla pero en vano. Fue atraída al Desierto de Cristal después de sentir la angustia del Comandante del Pacto durante un duelo prolongado con Balthazar. Sin embargo, tan pronto como llegó, Balthazar reveló que solo había jugado con el Comandante para obligar a Aurene a venir a ayudar a su campeón.

Después de esto, el Dios de la Guerra capturó a Aurene después de un breve choque y mató al Comandante ante sus ojos. La cría se colocó dentro de la gigantesca máquina de la Bestia de guerra de Balthazar para actuar como fuente de poder para dañar a su abuelo, el Dragón anciano Kralkatorrik, hasta que fue liberada por el Comandante resucitado durante la Batalla del Bazar de Kodash.

Aurene ayudó a su campeón en la batalla final contra Balthazar fortaleciendo y protegiendo al Comandante con su magia y usando un ataque conjunto que había aprendido durante su entrenamiento con el Comandante en Tarir. Aurene pareció absorber parte del poder liberado por la muerte del dios rebelde antes de dejar atrás al Comandante y volar hacia Kralkatorrik. Algún tiempo después de que la batalla hubiera terminado, Aurene rugió en un lugar distante, revelando que había crecido una vez más.

Cuarta temporada de Mundo Viviente[editar]

Cuando una Tormenta marcada conjurada por Kralkatorrik golpeó la Ciudad Libre de Amnoon, Aurene apareció, luchando en los cielos contra los marcados y contra del Guiverno marcado. Cuando aterrizó el guiverno, Aurene lanzó un golpe sorprendente después de que los cristales de recarga habían sido destruidos. Una vez que la batalla terminó, Aurene también aterrizó. Ella dio una visión profética a los miembros de la Guardia de la Eternidad y al Agente de las Sombras Kito sobre un ejército de Despertados, liderados por una figura misteriosa, atacando a los tyrianos de la |antigua ciudad de Fahranur.

El Comandante del Pacto navegó al Dominio de Istan para descubrir la visión y encontrar un camino hacia Fahranur, y fue acompañado por Aurene volando al lado de la nave. Cuando el Comandante fue capturado por la Guarda Amala mientras buscaba al Mariscal lancero Zaeim, Aurene ayudó a la Guardia de la Eternidad y a los Lanceros del Sol en su asalto al Gran Salón del Creciente Acerado para liberarlos. Una vez liberados, el Comandante continuó la búsqueda de Fahranur y le pidió a Aurene que protegiera a los Lanceros del Sol que planeaban reclamar el Amanecer del Campeón. Mientras tanto Aurene ayudó a los Lanceros del Sol, para lanzar incursiones contra los Despertados y el Creciente Acerado en todo Istán, estableciendo apoyo aéreo para cubrir su retirada donde fuera necesario.

Durante la visita del Comandante a las Islas Arenosas en el año 1331 d.É., el pueblo charr de Olmakhan fue atacado por los gólems de la Inquisa enviados desde las instalaciones cercanas de Rata Primus. Cuando el Comandante, Braham Eirsson y Rox estaban a punto de verse abrumados por el asalto, Aurene llegó para proporcionar apoyo aéreo y les abrió un camino para escoltar a los cachorros a un lugar seguro. El Comandante logró convencer a los sorprendidos Olmakhan de que no atacaran a Aurene, explicando que el dragón estaba de su lado.

Después de que los gólems fueron derrotados, Aurene aterrizó en los acantilados que dominaban Atholma y se reunió con el Comandante que le agradeció su ayuda. Al enterarse del dilema el Comandante busco mas información sobre Rata Primus y sus alrededores, Aurene voló alrededor del área y compartió su vista con el Comandante, sorprendiendo a este último con la experiencia visual. Su exploración reveló un escudo protector alrededor de Rata Primus, un número creciente de Despertados de Palawa Joko en el área, y una torre de comunicaciones utilizada para coordinar las instalaciones y fuerzas terrestres de la Inquisa. Utilizando la astucia de Aurene para su ventaja, el Comandante se escabulló en los complejos para desactivar los escudos e hizo que los Olmakhan evitaran que entraran refuerzos y fueran reparados de esta manera el Comandante pudiera asaltar a Rata Primus directamente y buscar el centro de la puerta asura que Joko estaba usando para enviar fuerzas para invadir Tyria.

El asalto a Rata Primus terminó con la destrucción del centro de la puerta y gran parte de las instalaciones en sí. Después de rescatar a los viejos amigos de Taimi, Blish y Gorrik, de las instalaciones y escapar con Braham, el Comandante se reunió con aliados a bordo de la aeronave Sayida y vio a Aurene entre ellos.

Cuando Palawa Joko intentó desatar la Peste de los escarabajos en la Ciudad Libre de Amnoon y envió a docenas de Despertados para pelear contra el Comandante en los muelles, Aurene acudió al rescate e incineró a los Despertados mientras ayudaba al Comandante a detener la propagación de la peste. Mientras el Comandante viajaba al Dominio de Kourna para establecer un punto de apoyo para el ejército aliado para que pudieran detener los planes de Joko de mejorar la Peste del Escarabajo en Gandara, la Fortaleza de la Luna, Aurene siguió a su campeón y ayudó al ejército aliado en sus luchas contra los ejércitos de los Despertados.

Aurene se confronta contra Joko

El Comandante y Braham entraron en Gandara a través de las alcantarillas, mientras que el resto del ejército aliado se centró en luchar contra los Despertados y detener a la tercera generación de la plaga de los escarabajos. El Comandante y Braham se enfrentaron a Joko, solo para caer en la trampa de Joko. Mientras Joko se regodeaba con su inminente victoria y se preparaba para ejecutar tanto al Comandante incapacitado como a Braham, Aurene entró en la fortaleza y atacó a Joko, atrapando al liche por sorpresa. Devoró a Joko y la magia que estalló en su cuerpo. Aurene finalmente colapsó por el agotamiento, y Canach especuló que absorber la magia de Balthazar podría haberla cambiado.

Después de la Batalla de Gandara, Aurene voló alrededor del campo eloniano y ayudó a las personas necesitadas, defendiendo aldeas y acabando con los marcados. Sin embargo, la dedicación de Aurene para proteger a Elona la cansó, y finalmente se fue a descansar en la Fortaleza de Jahai. Mientras durante una cumbre entre varias facciones que estaban a punto de decidir el futuro de Elona a raíz de la muerte del rey Joko. Con la aparición de Aurene que había matado a Joko causó alarma entre las facciones que habían sido leales a Joko y amenazaron con poner fin a las conversaciones de paz antes de que pudieran comenzar adecuadamente. Aurene se negó a moverse del gran salón hasta que el Comandante del Pacto apareció allí y convenció a Aurene de seguir a Taimi fuera de la fortaleza para dar un paseo.

Sin embargo, los marcados de Kralkatorrik asaltaron la fortaleza y el resto de los Acantilados de Jahai a través de grietas que se conectaban con la Niebla apareció el Asolador marcado por la muerte que persiguió a Aurene. Cuando Aurene voló sobre la Prosperidad del Creciente, los marcados abrieron grietas mientras la cazaban y causó que el pueblo de abajo fuera corrompidos por la marca.

Después de haber matado con éxito al Destructor de la Marca, la exhausta Aurene cayó del cielo sobre Gandara, donde un grupo dirigido por Taimi la localizó y la llevó de regreso a los Acantilados de Jahai. Después de haber reunido a unos pocos civiles desplazados en el camino, entraron en el Refugio del Sol, y el equipo del Comandante comenzó un ataque contra las arañas de cueva que estaban lideradas por la Progenitora colosal, de esta manera una ves derrotadas las arañas los demás civiles y Aurene tuvieron un lugar seguro donde descansar. Sin embargo al pensar un momento en que los ataques de los marcados coincidían con las apariciones de Aurene en varios lugares, el Comandante y Taimi llegaron a la conclusión de que Kralkatorrik estaba usando su conexión con Aurene para rastrear sus movimientos desde la Niebla y enviar a sus marcados tras ella.

Poco después de la revelación, los marcados asaltaron el Refugio del Sol a través de una grieta de la Niebla, lo que obligó al Comandante a tomar unos pocos aliados selectos para luchar contra los marcados, mientras el resto de los aliados se quedaron dentro del Refugio del Sol para proteger a Aurene y a los civiles. Con la ayuda inesperada proporcionada por los fantasmas de Eir Stegalkin y Snaff, la grieta se cerró. Los fantasmas habían regresado con un mensaje terrible de la propia Glint: Kralkatorrik había comenzado a consumir la energía mágica en la Niebla y Aurene y el Comandante necesitaban entrar en la Niebla para detener al Dragón anciano y hacer que Aurene lo reemplazara según la profecía de Glint antes de que todo fuera consumido.

Acurrucada en una esquina, Aurene reveló una visión a los presentes, les mostró múltiples escenarios potenciales de sus futuros intentos de derrotar a Kralkatorrik con diferentes equipos y aliados, incluyendo la flota del Pacto, el cañón MEGA-LIT, los trabuquetes y soldados Despertados, Braham, Caithe, Canach, Rox, Rytlock Brimstone, Taimi y Pulgoso, y una enigmática sacerdotisa de ojos muertos que luego sería revelada como Zafirah, solo para que cada resultado terminara con la muerte de Aurene. Aterrorizada Aurene rugió de angustia y huyó afuera, dejando a sus aliados angustiados.

Después de colocar un rastreador en Kralkatorrik con la ayuda de Blish en la Niebla, el Comandante del Pacto regresó al Refugio del Sol para dar la noticia del sacrificio de Blish y pensar en dónde el grupo debería comenzar a buscar a Aurene. Para su sorpresa Caithe apareció entre las sombras, sugiriendo que podía ayudarlos. Después de que pasó suficiente tiempo para que el grupo llorara la muerte de Blish, Caithe le hizo saber al Comandante sobre sus experiencias con Aurene en Tarir y que estaba en la naturaleza del dragón irse sola cada vez que se sentía perturbada. Cahite señaló que Aurene estaría lista cuando el grupo necesitara de ella para ayudarlos.

Para aliviar la ansiedad de Aurene y recordarle cuánto la amaban, Taimi decidió construirle al vástago un nido cómodo en el Refugio del Sol. Le pidió al Comandante que recolectara regalos para el nido de varias personas, a quienes Aurene había ayudado durante los viajes del grupo a través de Elona y el Desierto de Cristal, en preparación para el regreso de Aurene.

Siguiendo sus inquietantes visiones, Aurene usó sus nuevas habilidades para atravesar la Niebla para retirarse a una sección de las Pruebas de Glint ocultas en la Niebla. El Comandante y Caithe la rastrearon allí en el año 1332 d.É., y la presenciaron Aurene llorando junto al cadáver de su madre. Después de que el Comandante y Cahite la consolara, Aurene decidió acompañar al Comandante a la última serie de pruebas que Glint que había preparado para la confrontación final con Kralkatorrik. Aurene aprendió a facilitar su absorción de poderosas magias y usarla para dar forma y moldear los cristales de la Marca de Kralkatorrik, y enfrentó su mayor temor que se manifestó como Aurene marcada. Aurene y su campeón finalmente pasaron las pruebas de Glint al demostrar su vinculo y confianza mutuas. Aurene fue llevada a un área privada en la guarida donde se comunicó con Glint sobre los detalles de Ascensión que solo podían expresarse entre dragones. Al regresar con el Comandante y Caithe partieron hacia Torre del Trueno donde sus aliados ya los esperaban, las escamas de Aurene habían adquirido un resplandor azul y ya no tenía miedo a la muerte.

Cuando los tres salieron de un portal en Torre del Trueno, se encontraron con Zafirah, quien sintió un rastro de Balthazar en Aurene, y escuchó a un coro de Cefiritas cantando una canción sobre Aurene como la esperanza de Tyria. Mientras el Comandante exploraba la Forja, Aurene se quedó con Zafirah y Caithe por un tiempo para familiarizarse con la sacerdotisa. Eventualmente se unió al Comandante para eliminar los cristales de la Marca usando las bombas de los dragas locales para convencer a los dragas de que prestara parte de su suministro de petróleo para el Pacto. Con los materiales listos, Aurene ayudó al Comandante a crear la primera de las muchas Lanzas de sangre de dragón producidas en masa, aunque inferiores.

Aurene se une con Caithe a través de su marca.

Después de la falsificación, el Comandante se enteró por el fantasma de Gwen Thackeray que el ejército de Glint había sido invadido por la Niebla, y Kralkatorrik había entrado en el Dominio de los Perdidos donde estaba dispersando y devorando a los muertos. A raíz de la visita del fantasma, una grieta de la Niebla se abrió y atrajo a una horda de marcados invasores. Aurene canalizó su poder a través del cristal de resonancia de la Forja para derrotar a los secuaces de Kralkatorrik, luego evito que todos los marcados usaran la tormenta marcada residual para que no pudiera extenderse. Como muchos de los aliados del Comandante discutieron sobre este nuevo poder inquietante y si el vástago podría convertirse en un problema en el futuro, Aurene se sintió frustrada por su incapacidad para hablar y defenderse. Caithe finalmente se ofreció a Aurene como un recipiente para hablar y entró en la Marca del vástago. El acto resultó en flores cristalinas de color verde azulado que florecían sobre Caithe cuando un profundo vínculo mental y emocional se unió a ella y Aurene sintió una experiencia muy diferente de la subyugación violenta de la marca de Kralkatorrik y puedo hablar a través de Caithe, el segundo vástago de Glint pronunció sus primeras palabras: "No soy él".

El gesto de Aurene tranquilizó a sus aliados, y juntos idearon un plan improvisado para atraer a Kralkatorrik a la Forja y utilizar los cristales de resonancia, impulsados por la tecnología de los dragas, para ayudar a destruirlo. Mientras el Comandante reunía a las tropas con un discurso inspirador, Aurene se unió a Caithe cerca del primer cristal de resonancia del Auditorio en lo profundo de la fortaleza. Después de algunas palabras tranquilizadoras del Comandante, el vástago entró en la Niebla solo para regresar poco después, atrayendo al Dragón anciano a la trampa del Pacto.

Mientras Kralkatorrik estaba siendo distraído por los ataques del Pacto, Aurene colocó en el cuello del Dragón anciano un pedazo de pared para que no pudiera introducirse más en la montaña. Con la ayuda del coro Cefiritas y la tecnología de amplificación sónica de los dragas, Aurene y su campeón desataron los sonidos de tres cristales de resonancia en Kralkatorrik para herirlo y atacarlo en los puntos débiles revelados cada vez que se desorientaba.

Aurene lucha contra Kralkatorrik en el Auditorio.

En las etapas finales de la batalla, Kralkatorrik reunió todas sus fuerzas para aniquilar a su oposición que se interpuso en su camino hacia Aurene. Canalizando los poderes de Zhaitan, Mordremoth, Balthazar, así como su propio poder de una vez, el Dragón anciano lanzó una gran oleada de energía de dragón solo para ser bloqueado por el campo de energía del escudo de Braham que Aurene había impulsado con su magia. La explosión resultante fue suficiente para derribar a las fuerzas aliadas y dejar que el Comandante y Aurene se enfrenten al debilitado Dragón de Cristal en las profundidades de la fortaleza donde dañaron con éxito uno de sus ojos y se prepararon para asestar el golpe mortal.

Sin embargo, Kralkatorrik se recuperó en el último momento y disparó otra explosión de energía de dragón para matar al Comandante, solo para ser contrarrestado por Aurene que se lanzó frente a él y disparó una explosión propia. La explosión resultante destruyó uno de los ojos del Dragón de Cristal, pero también causó que el vástago se empalara con púas de marcado, perforando su corazón y matándola como habían predicho sus visiones. Herido pero victorioso, Kralkatorrik logró liberarse de la Marca de Aurene y regresó a la Niebla, dejando al Comandante herido y a los restos del ejército aliado para llorar la muerte del vástago.

Después de reunirse para rendir homenaje al cadáver de Aurene algún tiempo después de la batalla, Caithe quedó desconsolada por los cristales de Kralkatorrik que perforaron a Aurene y decidió romper uno, causando un ligero temblor. Curiosos por este efecto repentino, algunos cantantes de Cefiritas y el Comandante acordaron ayudar a Caithe en remover juntos otro cristal, causando una reacción en Aurene, haciendo devolviendo que la marca de flores de Cahite volviera. El Comandante usó la habilidad de Explosión Resonante de Aurene en las púas de la Marca restantes en su cuerpo; los cristales se hicieron añicos por completo, revelando que Aurene estaba viva una vez más pero que ahora podía hablar sin necesitar a Caithe como conducto.

Aurene explicó que había sido salvada porque había consumido la magia de Palawa Joko en Gandara, lo que la había hecho inmortal, pero no había podido curarse antes debido al cristal de la Marca que había perforado su corazón. Después Aurene instó al Comandante a seguirla hasta la Niebla para encontrar y traer a Kralkatorrik herido de regreso a Tyria antes de que pudiera curarse a sí mismo y devorar toda la realidad, mientras que los aliados del Comandante se movilizaron para reunirse con Aurene y el Comandante para enfrentar juntos al Dragón anciano.

El Comandante montando sobre la revitalizada y ahora empoderada Aurene, el Comandante usó sus habilidades para rastrear y atacar a Kralkatorrik en la Niebla, siguiéndolo desde el Dominio de los Perdidos de Melandru hasta el Inframundo de Grenth y finalmente hasta la Fisura de la Aflicción de Balthazar. La batalla aérea concluyó cuando Aurene desprendió con éxito el ala izquierda de Kralkatorrik y lo obligó a atravesar un portal de regreso a Tyria hacia los Mares chocantes, donde el Dragón anciano fue enterrado bajo lo que se conoció como Dragoncaído, una masa de tierra de las tres islas del reino de los dioses arrancadas de la Niebla.

Después del regreso a Tyria, Aurene aterrizó en un campamento del Pacto recién establecido en Dragoncaído y partió después de planear la ofensiva con la Guardia de la Eternidad y el Pacto. Inspirados por Aurene salvando sus vidas en Torre del Trueno varios voluntarios de varias razas habían fundado la Orden de la Floración de Cristal para venerarla y habían venido a ayudar en la batalla contra el Dragón anciano.

Más tarde Aurene la llamó al Comandante después de descubrir y hacerse amiga de una nueva especie de dragones menores nacidos en la Niebla que llamó Escamacelestes. Debido a que Kralkatorrik había comenzado a generar Tormentas de Marcas constantes alrededor de su cuerpo medio enterrado y a alterar los dispositivos mecánicos, Aurene sugirió que el Comandante usara una de las Escamacelestes para alcanzar el ala cortada de Kralkatorrik y recolectar la sangre del Dragón anciano para forjar un verdadero y mejorado de la Lanza de sangre de dragón original para ayudar en la próxima pelea mientras ella lideraba el resto de las escamacelestes para combatir a Kralkatorrik y su horda de marcados. Una vez que el Comandante había probado con éxito la Lanza de sangre de dragón mejorada en un punto débil de la garra de Kralkatorrik y lo escuchó rugir de dolor, Aurene respondió con un rugido de sed de sangre.

Al enterarse de que el intento del Pacto de matar a Kralkatorrik estaba fallando debido a que el Dragón anciano consumía una línea ley oculta debajo de su cuerpo para curarse a sí mismo, el Comandante del Pacto, Caithe, Zafirah y Rytlock acompañaron a Aurene a través de una cueva hasta su cabeza, en donde defendieron a Aurene mientras ella estaba sellado las líneas ley con su magia de cristal. Mientras tanto el Pacto distrajo a los marcados que estaban atacando el cuerpo expuesto del Dragón anciano. Cuando se cerró la línea ley final, el Pacto golpeó a Kralkatorrik, matando a su cuerpo. Sin embargo a pesar de la muerte de su cuerpo, la energía aún permanecía dentro de Kralkatorrik, y el Comandante y Aurene se dieron cuenta de que tenían que volar a su cuerpo por la boca para destruir su corazón, mientras que el resto del grupo se quedó atrás para defender las líneas ley de la acumulación de los marcados.

Aurene se convierte en un dragón anciano

Una vez dentro del Dragón anciano, Aurene y el Comandante escucharon a Kralkatorrik dirigirse a ellos directamente, y Aurene estaba angustiada al sentir el dolor de su abuelo. A medida que avanzaban hacia el núcleo de Kralkatorrik, se enteraron del tormento interno y el arrepentimiento del Dragón anciano, y terminaron luchando contra una manifestación del tormento de Kralkatorrik que protegía su corazón. Para debilitar la manifestación del tormento, la pareja derrotó y selló las facetas de magia que Kralkatorrik había absorbido de Balthazar, Mordremoth y Zhaitan, mientras que la voz de Kralkatorrik instó atormentado a Aurene y el Comandante.

Al final el Tormento de Kralkatorrik fue vencido, y Aurene se dio cuenta del sufrimiento que el Dragón anciano había sufrido durante milenios. Como resultado su sed de sangre por ver morir a Kralkatorrik fue reemplazada gradualmente por la simpatía hacia su abuelo, que realmente se había preocupado por su familia hasta que su tormento lo hizo actuar contra ellos y causar la destrucción a su paso. Después de compartir un breve momento de paz con su nieta afligida, Kralkatorrik instó al Comandante a perforar su corazón con la Lanza de sangre de dragón para que Aurene pueda tomar su lugar como un Dragón anciano. Al consumir la magia de Kralkatorrik, Aurene compartió un momento final con su campeón antes de ascender y volar hacia una hermosa puesta de sol, emergiendo como un Dragón anciano y sustituyendo a su abuelo en el Todo.

En el revivido Festival de los Cuatro Vientos que siguió a la ascensión de Aurene, varios cefiritas asistentes hablaron sobre Aurene y expresaron su alivio y orgullo de haber completado su misión al asegurarse de que Aurene había cumplido la profecía. También respondieron a las preguntas de los visitantes sobre su relación con la nueva Dragona anciana de la Luz y cómo habían atendido el huevo que una vez la había contenido. Los cefiritas construyeron un Tributo a Aurene, conmemorando sus hazañas y honrando tanto a la Prismática Dragona anciana como a la Guardia de la Eternidad que habían salvado a Tyria de la destrucción.

Sangre y Hielo[editar]

Aurene descansando en su nueva guarida en el Ojo del Norte

A pesar de que Aurene se ganó la buena voluntad de muchas de las personas con las que había luchado y salvado durante los últimos meses, algunos tyrianos no se ganaron con sus acciones. Durante el revivido Festival del Dragonicidio organizado en Hoelbrak después de la muerte de Kralkatorrik, algunos argumentaron que todos los dragones deberían ser cazados porque la destrucción estaba en su naturaleza y esclavizarían a otras razas para que cumplieran sus órdenes antes de descartar a sus esclavos subyugados que habían sobrevivido a su utilidad. Varios también dieron a entender que Aurene podría convertirse en una amenaza para el mundo en el futuro, mientras que los Hijos de Svanir hicieron comentarios ominosos sobre la creciente influencia del Dragón anciano Jormag.

Antes de la reunión de las legiones organizado por el Imperator de la Legión de Sangre Bangar Portarruina como la versión charr de celebrar la muerte de Kralkatorrik, Aurene se dedicó a convertir los Cristales Marcados de Kralkatorrik. La marca purificada de Aurene era distinta de la de Kralkatorrik, la de Vlast e incluso la de ella misma antes de la Ascensión. Según la tribuna Crecia Piedrabrillante, Aurene convirtió varias cicatrices de la Marca al sur de la Fortaleza de Sangre antes de la llegada de la Guardia de la Eternidad al Hogar de la Legión de Sangre.

Durante la ceremonia de apertura del festival, varios marcados emergieron del suelo y atacaron a todos los presentes. Aurene interrumpió el asesinato ceremonial de Ryland Atrapacero de un Devorador marcado (Campeón), marcando a la criatura en un gran pilar para evitar que más marcados acudieran en masa. El evento aumentó las tensiones en la ceremonia, ya que muchos charr percibieron que la nueva Dragona anciana era un arma controlada por el Comandante del Pacto.

Más tarde, mientras exploraba el Valle de Grothmar, el Comandante se encontró con la Zona de Emergencia de Kralkatorrik, que había sido purificada por Aurene. El Priorato de Durmand tenía eruditos investigando el sitio, y los eruditos notaron que él área albergaba la franja más grande de la Marca de Aurene hasta el momento. La Orden de la Floración de Cristal también apareció en el Valle de Grothmar para estudiar la marca de Aurene.

El Comandante finalmente se involucró en eventos que revelaron el plan de Bangar para robar el arco largo encantado de fuego de Braham, reclutar charr belicistas en su Dominio y despertar y subyugar a Jormag, a quien Balthazar había herido años antes, como el contraataque de los charr a Aurene. El Imperator de Sangre veía el equilibrio de poder como asimétrico, y tenía la intención de equilibrar la balanza reclamando a Jormag para sí mismo. Mientras tanto, Jormag también estaba extendiendo su influencia sobre las Lejanas Picosescalofriantes, usando a su campeón Drakkar para difundir los susurros del Dragón de Hielo en mentes susceptibles.

Después de reunirse con el Imperator de Sangre y su protegido Ryland Atrapacero, el Comandante, Braham, Crecia y Rytlock unieron fuerzas con ellos para derrotar el verdadero conducto de la voz de Jormag que emergió de Drakkar: el Susurro de Jormag. Sin embargo, poco después de derrotar al avatar del Dragón de Hielo, Bangar anunció su intención no solo de restablecer el equilibrio de poder, sino de deshacerse tanto del Comandante como de Aurene para que reinara con los poderes otorgados por Jormag que pronto sería subyugado. Bangar terminó su amenaza disparando al Comandante con el arco encantado de fuego con resultados casi fatales, lo que obligó al grupo a huir de la guarida de Drakkar después de que Braham hubiera luchado contra ambos charr.

El Comandante se encontró llevado al Ojo del Norte, donde Aurene los había guiado. La Dragona anciana Prismática había tomado residencia en el sitio, atraído por las visiones mágicas otorgadas por el Estanque Mágico. Aurene reveló que había estado inactiva en Tyria debido a que concentraba la mayor parte de sus esfuerzos en reparar la Niebla del daño que había causado el alboroto de Kralkatorrik. También señaló que estaba al tanto de la comunicación de Jormag con el Comandante y encontró curiosas las ofertas del Dragón de Hielo para una alianza, ya que aún no podía determinar el motivo de Jormag.

Mientras el Comandante se recuperaba en el Ojo del Norte, Aurene les reveló una visión en el Estanque Mágico. Las visiones mostraban las experiencias de Ryland luchando por el ejército de Bangar, así como ambos charr encontrándose con Almorra a quien Bangar había matado en las Cuevas de Escarchaoscura después de que la general intentara obligarlo a abandonar su campaña para despertar a Jormag.

Aunque Aurene inicialmente había visto a Bangar como una mera pieza en el rompecabezas, la visión le había demostrado que las ambiciones y el papel del Imperator de Sangre eran mucho más peligrosos de lo que ella había previsto. Ella le dijo al Comandante que, aunque no sabía lo que estaba planeando Jormag, había que detener a Bangar. Aurene también afirmó que los charr se estaban dividiendo en una guerra civil debido a la creciente influencia de Bangar y que no quería intervenir directamente porque temía que su presencia en el campo de batalla solo empeoraría el conflicto. En cambio, la Dragona Prismática le confió al Comandante la misión de ayudar a las Legiones Unidas y detener a Bangar.

Aunque el grupo del Comandante logró abrirse camino hasta la Ciudadela de la Escarcha en la Costa de Bosquellovizna para enfrentarse y luchar contra Bangar, no pudieron evitar que Bangar y Ryland despertaran a Jormag. Sin embargo, el Dragón de Hielo subvirtió sus expectativas al convertir a Bangar en su última Voz mientras recompensaba a Ryland, quien había sido más genuino en querer despertar a Jormag que a Bangar, que solo había querido hacerlo para subyugar al Dragón anciano, con el rango de campeón. Antes de partir hacia la Niebla con Ryland, Jormag dejó a Bangar como un regalo para el grupo para que el Dragón de Hielo pudiera comunicarse con ellos a través de él.

Después de que el grupo regresara al Ojo del Norte, el ex Imperator de Sangre fue colocado en una celda que Aurene había encantado para que Jormag no pudiera escuchar sus conversaciones sin su permiso. Aurene reveló que había escuchado el cambio de energía ley, y podía sentir que Jormag usaba la Niebla para atravesar Tyria, aunque el Dragón de Hielo no estaba corrompiendo ni destruyendo nada. Instó al Comandante y su grupo a preparar al mundo para la pelea que se avecinaba mientras ella esperaba el próximo movimiento de Jormag.

Localización[editar]

Corazón de Maguuma
Desierto de Cristal
Lejanas Picosescalofriantes

Involucrada en historia[editar]

Mundo viviente 3[editar]

Path of Fire (historia)[editar]

Mundo viviente 4[editar]

Sangre y Hielo[editar]

Habilidades de combate[editar]

Efectos

DesafíoDefiance bar teal.png

Habilidades

Galería[editar]

Conceptos artísticos
Render

Logros relacionados[editar]

Notas[editar]

  • Ruka la llama "segundo descendiente de Glint" ya que hace referencia a Vlast, el hijo mayor de Glint.
  • A pesar de residir inicialmente en la Cámara Interior de Tarir, Aurene no aparece en la versión de mundo abierto de la cámara y, en cambio se representa como un huevo. En la actualidad solo se la puede encontrar como una cría en las instancias de la historia de la Tercera temporada de Mundo Viviente y en Guild Wars 2: Path of Fire y en una instancia personal especial introducida en Una grieta en el hielo. Desde Amanecer hasta la misión Descenso, Aurene aparece como un dragón más adulto.
  • Gorrik se refiere a Aurene como un "Dragón Prismático".

Curiosidades[editar]

  • Aurene lleva el nombre del vidrio de aureno, que tiene un acabado iridiscente y translúcido, porque comparten una paleta de colores como se indicó durante el Guild Chat el 9 de diciembre de 2016.
  • Aurene tiene su propio leitmotiv, llamado "Tema de Aurene", que fue compuesto por Maclaine Diemer. La canción "Aurene, Dragon Full of Light" se centra en ella, actuando como un tema secundario para ella como la salvadora de Tyria.
  • Las notas artísticas iniciales de la bebé Aurene la describían como "una linda y pequeña criatura dragón de cristal muerta viviente, infundida por el poder de Primordus e incrustada con la energía de Mordremoth".
  • Los Cefiritas construyeron a Aurene y a su madre Glint un tributo que se erige sobre los Acantilados Laberínticos desde el Festival de los Cuatro Vientos (2018).
  • Las rutas de dominio de Path of Fire Campeón de cristal es una referencia al vínculo entre Aurene y su campeón, el Comandante del Pacto.
  • Nika Futterman es la voz de Aurene.

Ver también[editar]