Legión de la Llama

De Guild Wars 2 Wiki
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Estandarte con el emblema de la Legión de la Llama.

La Legión de la Llama (denominada peyorativamente como la Legión Dorada por sus enemigos), es una de las cuatro Altas legiones Charr. Desde su base en la Ciudadela de la Llama, intentan imponer su voluntad al resto de la sociedad charr.

La Legión de la Llama se define por el fanatismo y la superstición, y hasta hace dos siglos, había unificado a los charr más que cualquier otra fuerza desde los días del Khan-Ur. Desafortunadamente para los charr, la base del dominio de la Legión de la Llama era el engaño, por lo que cuando se descubrió su traición, fue rechazada por las otras legiones de una manera espectacular. Desde entonces, la Legión de la Llama ha librado una guerra contra las otras tres Altas Legiones, con la esperanza de restaurar el poder de la casta de chamanes.

Cultura[editar]

La Legión de la Llama tiene su propia cultura distinta, una que es notablemente más supersticiosa y misógina que las otras Altas legiones. Hacen mucho más uso de la magia que las otras legiones, y su casta de chamanes una vez dominó a los charr.

Historia[editar]

Hace tiempo[editar]

Después del asesinato del último Khan-Ur, la Legión de la Llama, como las otras Altas legiones, fue fundada por uno de sus descendientes directos. La Legión de la Llama no aseguró su dominio hasta aproximadamente en el año 850 d.É., casi un milenio después de que la magia humana expulsara a los charr de Ascalon. En una expedición a Hrangmer, la escuadra Quemada de la Legión de la Llama descubrió a los titanes, fieros sirvientes del dios depuesto Abaddon, aunque los charr no lo supieran. Los titanes ofrecieron la magia charr a cambio de adoración, y la Legión de la Llama los complació gustosamente. Con el tiempo, la casta de los chamanes se convirtió en la clase dominante de los charr y adoraba a los titanes. Cuando un soldado de la Legión de Sangre, Bathea Havocbringer, se rebeló, fue asesinada como sacrificio a los nuevos dioses charr. Después de eso, a las mujeres de la Legión de Sangre ya no se les permitió en el campo de batalla, y con el tiempo, esto sucedió para las mujeres de todas las legiones.

En el año 1070 d.É., la Legión de la Llama, liderada por Bonfaaz Pielquemada, invoco la Devastación en Ascalon con magia titánica, destruyendo el Muro del Norte y permitiendo que los charr se apoderaran del reino humano. Los charr se movieron al sur y al oeste para conquistar los otros reinos con Ventus, el imperator de la Legión de la Llama, liderando el asalto a Orr; Si no fuera por el oportuno ascenso del Manto Blanco en Kryta y el Cataclismo que hundió a Orr, los charr habrían llegado a dominar toda la superficie de Tyria. Cuando el visir Khilbron liberó a los titanes de su prisión detrás de la Puerta de Komalie y los envió a través del continente, cumpliendo las Profecías del Buscador de Llamas, la Legión de la Llama parecía preparada para finalmente reclamar Ascalon. Sin embargo, los chamanes fueron humillados cuando sus dioses fueron asesinados frente a ellos por un grupo de aventureros que servían a la dragona Glint en el año 1072 d.É.

Decadencia[editar]

Con los titanes asesinados, la supersticiosa Legión de la Llama buscó otros seres de poder para sostenerlos como dioses. Cuando el Gran Destructor, heraldo del Dragón anciano Primordus, se despertó en el año 1078 d.É., el Hierofante Almaquemada eligió a los destructores como los nuevos dioses de los charr. Sin embargo, Pyre Disparoferoz y Gwen "la Goremonger" demostraron sumariamente que los destructores también eran falsos, quienes los derrotaron a ellos y al hierofante. La autoridad de la Legión de la Llama recibió otro golpe en el año 1090 d.É. cuando el Fuego Enemigo debilitó su control sobre Ascalon. El imperator de la Legión de la Llama en ese momento, que había ignorado las advertencias de las Sombras de Fuego sobre los planes del Rey Adelbern, perdió su vida y la Garra del Khan-Ur durante el asalto a la ciudad de Ascalon en la víspera del Fuego Enemigo y su nombre fue borrado de registros históricos debido a su fracaso.

En el año 1116 d.É., la rebelión que Pyre Disparoferoz había comenzado finalmente dio sus frutos cuando las tres Altas legiones se enfrentaron a la casta de chamanes en una batalla en las Llanuras de Golghein. Aún así, la Legión de la Llama era lo suficientemente poderosa como para defenderse, y las posibilidades de victoria para las otras legiones parecían escasas hasta que Kalla Navajachamuscada, una charr femenina que había estado entrenando en secreto, agregó sus fuerzas femeninas a las de las otras legiones, efectivamente duplicando su número. La Legión de la Llama, que no había incluido mujeres en sus filas, se sintió abrumado y acordó rendirse. Sin embargo, el imperator de la Legión de la Llama estaba tan avergonzado de su derrota que apuñaló a Kalla con una daga envenenada durante su rendición; fue ejecutado poco después por el imperator de la Legión de Hierro Forge Ironstrike por su traición.

Una vez que se rompió el control de la Legión de la Llama, los chamanes y sus seguidores huyeron a las Montañas Crestafulgurante para curar sus heridas. El escape fue posible principalmente porque las otras tres legiones estaban tan concentradas en reconstruir sus jerarquías internas después de generaciones de control de la Legión de la Llama. Dentro de la seguridad de su cuartel general en la Ciudadela de la Llama, la Legión de la Llama comenzó a reconstruir su fuerza para poder algún día someter a las Altas legiones rebeldes bajo su dominio una vez más. Desde la Batalla de las Llanuras de Golghein, la sociedad charr se alejó de la magia y se dirigió hacia el misoteísmo y la tecnocracia, dejando a la Legión de la Llama difamada.

Historia personal[editar]

Gaheron Fuegobael

En el año 1325 d.É., la Legión de la Llama había recuperado gran parte de su fuerza anterior bajo el liderazgo del imperator Gaheron Fuegobael, quien planeaba ascender mágicamente a la divinidad con poderes que rivalizaban con los de los dioses humanos. Fue apoyado por los Forjados por Dios, una secta fanática de la Legión de la Llama. Gaheron y el Hierofante Improaster fueron detenidos por el Pacto recién formado, acompañado por Logan Thackeray, Rytlock Brimstone y el Comandante del Pacto, y su muerte envió a la Legión de la Llama al caos.

Después de la muerte de su imperador, la Legión de la Llama se dividió en múltiples facciones que competían por el poder. Tres grupos disidentes permanecieron en la sede de la Legión, la Ciudadela de la Llama, e intentaron restaurar su poder. Un grupo escindido se formó bajo el liderazgo del Tribuno Garraquemada, mientras que otro hizo que sus chamanes buscaran una forma de resucitar a Fuegobael con la Llama Eterna. Mientras tanto, Crea Diente de Hierro, un ingeniero de la Legión de Hierro, fue esclavizado por un tercer grupo disidente y se vio obligado a trabajar en la construcción de una super-arma de la Legión de la Llama. El Pacto finalmente frustró los planes de los tres grupos disidentes.

Durante este tiempo, la Orden de los Susurros informó que se había visto a centauros reuniéndose con la Legión de la Llama, lo que planteó preocupaciones en la Orden en caso de que se produjera alguna asociación tentativa entre la Legión de la Llama y la alianza de centauros.

Primera Temporada de Mundo Viviente[editar]

En el año 1326 d.É., Scarlet Briar, heraldo del dragón anciano Mordremoth, persuadió a un grupo escindido de la Legión de la Llama para que formara la Alianza Fundida con los dragas con la esperanza de obtener su tecnología y la magia de la Legión de la Llama con la que construir sondas sónicas para buscar líneas ley, en preparación para un objetivo que solo ella conocía en ese momento: despertar a Mordremoth. La Legión de la Llama estuvo de acuerdo con la alianza propuesta ya que tenían la intención de traicionar y esclavizar a los dragas una vez que hubieran dejado de ser útiles. Los dragas, mientras tanto, esperaba obtener acceso a la magia de la Legión de la Llama para fortalecer al Moletariado. La Legión usó a los dragas de transporte de personal y armaduras forjadas en el Abrazo del Pesar que combinaron con su magia, volviéndose más peligrosos que nunca. La Alianza Fundida comenzó a asaltar las granjas y ranchos de las Colinas del Caminante y las Meseta de Diessa, desplazando a muchos refugiados charr y norn, y capturando a muchos otros como esclavos para sus fábricas. Esto llevó a los charr y norn a descubrir la existencia de esta nueva Alianza, y se defendieron y finalmente frustraron los planes de la Alianza Fundida después de una incursión a la Instalación de la Alianza Fundida que vio el rescate de esclavos y la muerte de destacados campeones Fundidos.

A pesar de sufrir este revés y darse cuenta de que Scarlet los había estado usando para sus propios fines, el grupo escindido de la Legión de la Llama no pudo abandonar a sus aliados los dragas en la Alianza de Fundición y regresar con sus hermanos de la Legión de la Llama porque habrían sido asesinados a la vista por su fracaso. Con la esperanza de ganar algo de su alianza inestable, el grupo escindido de la Legión de la Llama continuó trabajando con los dragas y ayudó a Scarlet mientras reunía sus muchas alianzas y las enviaba a todas para asaltar Arco del León. Después de la muerte de Scarlet en la batalla, sus alianzas se dispersaron y dejaron atrás el Arco del León destruido. Poco más se ha oído hablar de la Alianza Fundida desde entonces, aunque todavía se desconoce el paradero de sus líderes.

Segunda Temporada de Mundo Viviente[editar]

Durante la cumbre mundial, cuando los líderes de varias naciones se reunieron en la Arboleda para discutir la amenaza que representaba Mordremoth en el año 1027 d.É., el imperator de la Legión de Hierro Smodur el Inmutable recordó a todos los presentes que los grupos disidentes de la Legión de la Llama seguían siendo una amenaza para Ascalon. Según el imperator, la Legión de la Llama estaba esperando a que las otras legiones dejaran la Ciudadela Negra desprotegida para poder invadir mientras las Legiones ayudaban al Pacto contra las fuerzas de Mordremoth. Aunque Smodur finalmente cedió y envió algunas de sus tropas para ayudar al Pacto, la Legión de la Llama no dio a conocer su presencia durante la campaña contra el Dragón anciano.

Sangre y Hielo[editar]

En una iniciativa liderada por el imperator de la Legión de Sangre Bangar Portarruina y la tribuna Crecia Piedrabrillante, al menos un grupo escindido de la Legión de la Llama había acordado una tregua con las otras legiones, y asistió a la reunión de todas las legiones en el Valle de Grothmar en el año 1332 d.É. El precio de la entrada era elevado: los cachorros de la Legión de la Llama iban a ser educados en el fahrar de la Legión de Sangre. Este período también vio a las primeras mujeres soldados de la Legión de la Llama desde los días de Bathea Havocbringer, y trataron de adaptarse a sus nuevos roles en el ejército, y a las miradas condenatorias y compasivas de las mujeres de las otras legiones. Los cachorros de la Llama también tenían problemas para adaptarse a su nuevo entorno, ya que eran acosados ​​en el fahrar y, a menudo terminaban en peleas cuando intentaban defenderse.

En el mitin, dirigido por Efram Salvegloria, la Legión de la Llama trabajó duro para demostrar sus buenas intenciones a las otras legiones organizando una iluminación ceremonial de una efigie con la Llama Sagrada y lanzando un hechizo para convocar y derrotar a Murakai, el Terror del Santuario Maldito, que había estado rondando las Ruinas del Santuario Maldito. También participaron en el derbi de demolición junto con las otras legiones.

La invitación de Bangar a la Legión de la Llama, sin embargo, era simplemente una artimaña para obtener acceso a los soldados de la Legión de la Llama para más reclutas para su causa renegada, desde adultos hasta adultos jóvenes y cachorros que estaban siendo reclutados en el fahrar. Aunque algunos miembros de la Legión de la Llama se mantuvieron leales a Efram, quien era visto como un mejor líder que Gaheron Fuegobael, muchos soldados aprovecharon la oportunidad para unirse a Bangar en un viaje hacia el norte para encontrar al Dragón anciano Jormag para asegurar un futuro para los charr porque no solo deseaban unirse a la lucha de nuevo, sino pertenecer a las legiones en lugar de ser vistos como marginados. A pesar de las acciones de Bangar y los Renegados y de la deserción de varias escuadras de la Legión de la Llama a las filas del Imperator de Sangre, Efram les aseguró a los otros Imperatores que continuaría la tregua y colaboraría con las facciones menos hostiles entre los charr para asegurar las Tierras de la Legión de Sangre.

Miembros[editar]

Véase también: Categoría:Legión de la Llama

Logros relacionados[editar]