Contenido de Path of Fire

Palawa Joko

De Guild Wars 2 Wiki
Saltar a: navegación, buscar
Disambig icon.pngEste es un artículo acerca de el rey no muerto. Para el actor en el Jardín de Seborhin, véase Palawa Joko (actor). Para el impostor, véase Definitivamente No es Joko.
Alerta de spoiler: El texto siguiente contiene información que podría revelarte contenido de Guild Wars 2: Path of Fire y la 4.ª temporada del mundo viviente.

Dioses, dragones, naciones—prontos todos se rebajaran ante los pies de Palawa Joko!

Palawa Joko

Palawa Ignacious Joko, también conocido como Rey Joko el Inevitable, el último Rey Primigenio, Joko el Inmortal, el Azote de Vabbi, Joko el Temido, Joko el Amado, y Joko el Eterno Gobernante de Todo, es un poderoso liche no-muerto que construyó un imperio en la parte sur del Desierto de Cristal. Es el actual gobernante de Elona, e impone su mandato con Despertados y el Creciente Acerado.

Biografía[editar]

Primeros Años[editar]

El pasado de Palawa Ignacious Joko sigue siendo difícil de alcanzar con respecto a su vida antes de ser un no muerto y durante sus primeros años como Liche. El mismo Joko ha presentado varios argumentos contradictorios sobre sus orígenes, afirmando ser el último de los Reyes Primigenios y que vivió hace tanto tiempo que la hoja de parra estaba de moda. Sin embargo, La Corte Lunática del Rey Loco Thorn sugiere de antemano que Palawa Joko y el Rey Loco Thorn se conocían en vida.

Según la Propiedad Privada de P.I.Joko, escrito por el joven "Iggy", sin embargo, Joko parece haber sido el hijo de un diplomático eloniano (con la provincia de origen desconocida) en el siglo VIII Calendario Mouveliano. En su juventud, acompañó a su madre en sus giras diplomáticas y visitó Kryta donde, mientras sufría de aburrimiento, se reunió con el joven Príncipe Oswald Thorn, quien ya mostraba signos de violencia. Al ver al joven Thorn arrancando alas de las moscas como aficionado por no utilizar la tortura en su máxima expresión, Joko le enseñó en secreto al príncipe qué criaturas sobrevivirían a la tortura y ser de utilidad después, con las palabras que sugieren que Thorn debería dirigir su sadismo hacia sus sirvientes. El joven Thorn desafió a Joko a un juego de palabras para su horror, y las bromas se convirtieron en un enfrentamiento entre los dos jóvenes, la primera batalla que tuvo lugar entre el futuro Rey Liche y el Rey Loco.

Joko finalmente comenzó a estudiar la nigromancia. Según el Diario de Palawa Ignacious Joko, Joko, de 17 años, veía a su compañero estudiante nigromante Zuri como su primer verdadero rival. Enfurecido con Zuri desafiándolo por el lugar principal al lado de su maestro y por atreverse a cuestionar sus habilidades, Joko recurrió a apuñalar a Zuri en la espalda, matándolo. Joko finalmente se fue para seguir el camino del nigromante en otro lugar, creyendo que su maestro no tenía nada más que ofrecerle. Este camino eventualmente lo llevaría a convertirse en un liche.

El Azote de Vabbi[editar]

La última mención de Joko es en 757 d.É,[1], cuando construyó el Palacio de Huesos en la Desolación, unos páramos sulfurosos donde sólo los demonios y no-muertos pudieron sobrevivir, aunque el había descubrido una forma para que los vivos pudieran entrar el área ilesos.[2] En algún punto, él había aparentmente descubierto escrituras prohibidas de los caídos dios Abaddon y eventualmente las sello en coffers, que estaban escondidas en el fondo de las Minas de Vehjin.[3] De todas formas, escrituras encontradas en al menos uno de las arcas resultó ser instrucciones para encontrar un poderoso concededor de deseos, un djinn en las Altiplanos del foro.[4] No se sabe si Joko alguna vez se acerco al djinn, que solo concedería un deseo una vez cada 100 años, o que le pudo haber pedido, de haberlo hecho.

En estos años tempranos, Joko tuvo una enemistad con el Rey Loco Thorn de Kryta, lo que llevó a una guerra de gran escala.[5] Algún tiempo luego de la muerte del rey Thorn, circa 825 d.É,[6] Joko descubrió para su decepción que el rey Thorn persistió como un espíritu señor en el Reino Loco y que su muerte no había cambiado su horrible personalidad—o sus bromas—para ser más soportables.[7] La rivalidad entre ambos tiranos no muertos continuaba.

En el año 860d.É, Joko dirigió hordas de seguidores no-muertos nacidos de tumbas antiguas para expandir su territorio. El rey de Sahlahja resistió el avance de Joko por años hasta que murió y fue sucedido por su hijo, el príncipe Sahlahjar. Cuando el nuevo rey fue repentinamente forzado a liderar un reino y enfrentarse al inminente ataque de Joko, el in-experimentado Sahlahjar sucumbió a sus temores e hizo un trato con el liche: a cambio de servir a Joko, pidió que su gente fueran eximidos. Poco luego de completar el trato, la citadel de Sahlahjar fue invadida por los Despertados, que mataron a todos, incluyendo al rey. Joko luego reanimó Sahlahjar al bufón de su corte, forzando al antiguo rey a servir en su muerte.[8]

Con intención de conquistar Vabbi y usando sus riquezas para hacerse aún más poderoso. Comenzando la nueva etapa de su campaña de conquista, cautelosamente sus fuerzas se infiltraron en la incauta provincia a través de las Minas de Vehjin y atrapó por sorpresa a los defensores de Vabbi. Con rápidas incursiones, Joko capturó ricos estados, repeliendo a sus enemigos. Sus victorias y eventual subjugación de la provincia le gano el sobrenombre de "Azotador de Vabbi".

Con Vabbi bajo su control, Joko comenzó la implacable y sistemática conquista del resto de la nación, parte por parte. Una Elona unificada pudiera haberlo detenido, pero los príncipes de Vabbi se escondieron y la Istan, junto con la Lanceros del Sol probaron ser demasiado pocos y etsar demasiado divididos para detener el asalto de las fuerzas del liche. Por varios meses, Joko repelió los ejércitos de Elona, fortaleciéndose con cada victoria. Él se proclamo como el soberano de la nación, comenzando una era de tiranía y opresión. Para 862 d.É, el ejército de Kourna había sido reducida a una rebelión en dificultades, compuesta de una alianza de fugitivos lideradas por un solo Maestro de la Guerra: Turai Ossa.[1]

La Batalla de Jahai[editar]

El Rey Joko y Ossa en pleno duelo.

Usando desesperadas tácticas de guerrila, el Maestro de Guerra Turai cazó al ejército de Joko donde fuera posible, pero sus fuerzas fueron eventualmente acorraladas cerca de Grandiosa Catarata de Jahai, donde se prepararon para hacer su última batalla en contra de los ejércitos de Joko, que consistia de Despertados y mercenarios Corsarios/corsarios. Los exploradores de Turai descubrieron que Joko tenia tropas insuficientes cubriendo su flanco por la prisa de aplastar la resistencia, lo que llevó a Turai a pensar que una pequeña pero poderosa fuerza pudiera ser capaz de penetrar la formacióny matar al liche mientras el resto del ejército aguantaba a la horda de Despertados.

La resultante Battalla de Jahai duró por días; cada vez que caía la noche, el campo d ebatalla permanecía sin cambio alguno, ya que ningún ejército le cedía terreno al otro. El escuadrón de Turai eventualmente logró alcanzar el campamento de Joko justo a tiempo para presenciar al liche regodearse sobre su inminente victoria. Apelando a la vanidad de Joko, Turai lo retó a un duelo. El liche no pudo resistir el deseo de matar al Maestro de Guerra personalmente y aceptando, los dos líderes se enfrentaron sobre la batalla en curso. Allí, al frente de sus respectivos seguidores, Turai derrotó a Joko, y el señor no muerto calló de su gran altura. En el campo de batalla, la resolución de las hordas de despertados flaqueó y estas huyeron, mientras que las fuerzas de Turai vitorearon la derrota del líder enemigo mientras perseguían a las legiones de no-muertos que intentaban escapar.

Aunque derrotado, Joko no podía morir. Los gualdaespaldas de Joko usaron poderosa magia para atrapar al liche dentro de una gran tumba y eventualmente construyeron un gran zócalo de piedra conmemorando la victoria en los Acantilados de Jahai mientras formaron la Orden de los Susurros para velar sobre la tumba, mientras Joko permanecería olvidado, atrapado con su odio y debilidad.[9] Con el paso de los siglos, esto no sucedería y la leyenda de Joko se mantendría viva, con muchos villanos intentando comulgar con el espíritu del Azotador de Vabbi.[10]

El retorno del Rey no muerto[editar]

Varios siglos después, el descendiente de Turai Ossa, Maestro de Guerra Varesh Ossa, intentó convocar al dios oscuro Abaddon para causar la "caída de la noche" o Nightfall. La debilitación de la realidad liberó a Joko, quién escapó a la Desolación luego de ser perturbado por la Maestra de Lanzas Kormir de la Orden de los Lanceros del Sol, quién había soñado que los Lanceros del Sol deberían viajar al monumento de la derrota de Joko para ver que les esperaba allí. Estar enterrado y atrapado por tanto tiempo le costó a Joko prácticamente todo su poder, por lo que fue fácilmente capturado por el centauro Veldrunner poco después de su intento de escape.

Los lanceros del sol que acompañaban a los centauros le prometieron al liche la libertad a cambio del conocimiento que les permitiría a los mortales viajar a través de la Desolación. Joko reveló que esto era posible usando sierpes Junundu, y con la ayuda de los Lanceros del Sol y los héroes, Joko recuperó algo de control sobre sus ejércitos y retomó el Palacio de Huesos de la retaguardia de Varesh.[2][8] Con su base de operaciones segura, el liche enfocó sus esfuerzos en aplastar los restantes generales despertados rebeldes, para reunir sus fuerzas dispersas para recomponer sus ejércitos.

La ascención divina de kormir luego de la derrota de Abaddon en 1075 d.É fue una bendición para los Lanceros del Sol y un rayo de esperanza para la gente a través de Tyria. Aunque su nuevo poder fue una ayuda para aquellos que la seguían, también sirvió para impulsar cierta envidia que llevaría a la caída de la Orden de los lanceros del Sol. Siempre un enemigo, la resolución de Palawa Joko para exterminarlos se intensificó. Arruinando a los Lanceros del Sol, cuyo Maestro de Lanzas había alcanzado la divinidad, aumentaría el ego de Joko y le ayudaría en asegurar su posición como una verdadera amenaza para Elona.[11]

Grabaciones dejadas por el famoso asuran golemancer Zinn insinuaron que pudiera haber sido Joko o uno de sus agentes quienes encargaran los Gólems N.O.X., P.O.X., and R.O.X., que intentaron asesinar los líderes de los reinos humanos más importantes del mundo en dicha época—el Emperador Kisu de Cantha, la Princesa Salma de Kryta, y el Príncipe Ahmtur, el Príncipe Bokka y el Príncipe Mehtu de Vabbi—en orden de desastabilizar dichos reinos to destablize those kingdoms.[12][13][14] Esto sugiere que Joko estaba activamente trabajando para su conquista de Elona a unos pocos años luego de haber sido liberado.

Conquistador de Elona[editar]

Para 1093 d.É, Palawa Joko había recuperado gran parte de sus fuerzas. Comenzó enviando grupos para saquear pueblos en los bordes de Vabbi, secuestrando ciudadanos para aumentar sus ejércitos. A pesar de esto, los Príncipes de Vabbi se habían abstenido de actuar en respuesta a las actividades de Joko, mientras que la Orden de los Lanceros de Sol, aún desguarnecida por la Battalla de Gandara, eran los únicos que patrullaban las fronteras, creyendo que Joko estaría contento con permancer en la Desolación. Al fin del año, Koss Dejarin y Lonai, dos Lanceros del Sol famosos durante la guerra contra Abaddon, habían reunido un grupo para confrontar a Joko en el Palacio de Huesos. El asalto fallo, Koss y Lonai fueron convertidos en desperados—mientras que el destino de sus otros compañeros permanece desconocido.[15]

En 1135 d.É, Palawa Joko puso en acción su verdadero plan.[16] Él comenzó a esparcir mentiras por toda la nación, disminuyendo al confianza en los Lanceros del Sol.[17] Subsiguientemente, lanzó su invasión. Habiendo aprendido de errores pasados, Joko redirigio el Río Elon, a consecuencia supliendo a su desolado dominio de preciada agua y simultaneamente despojando a Kourna y Vabbi de dicho recurso. Sus fuerzas quemaron cosechas y salaron las tierras, aumentando la inabilidad de las provincias para crecer alimentos. Al mismo tiempo, el ejército de Joko le puso recompensas en los Lanceros del Sol y la gente, hambrienta y disilucionada, comenzaron a cazar dichas recompensas. Muchos lanceros del sol, temiendo ser villanizados por la gente que habían jurado proteger, o convencidos por las ofertas de poder y riquezas de Joko, traicionaron la orden y se convirtieron en los primeros miembros del Cresciente Acerado.[18]

Enfrentando una devastadora sequía y hambruna, la gente de Vabbi y el norte de Kourna se rebelaron contra sus líderes, permitiendo que Joko comodamente aplastara la resistencia eloniana. Vabbi se rindió en desesperación, mientras que Kourna e Istan luego se convirtieron en estados vassallos de rey no-muerto, quien subsecuentemente renombró la capital istaniana de Kamadan como Palawadan, Joya de Istan en su honor.[18] Para 1175 d.É, Elona había caido antes las fuerzas de Joko.[1] Durante este tiempo, las fuerzas de Joko cazaron y esclavizaron los centauras, usandolos como mano de obra. El rey liche mató muchos de los centauros esclavizados utilizandolos enexperimentos de manipulación ósea, finalmente utilizando los resultados como material de construccion en la expansion del Palacio de Huesos.[19]

Con su posición seguro, Joko encontró y incapacitó a Tahlkora, el último Maestro de Lanzas de los Lanceros del Sol, cortándole la lengua y sus manos, intentando para sus escribitos revolucionarios sin convertirla en un martir para los remanentes de los Lanceros del Sol. Cuando Tahlkora continuó su desafió, el liche la asesinó y luego la desportó para poder controlarla de esa forma. A pesar de esto, para sorpresa de Joko y Tahlkora, la Tahlkora Despertada no sucumbió a la voluntad de Joko, a diferencia de otros despertados. Frustado, Joko le quitó todo pero la más minima chispa de Despertación de Tahlkora y dejo al espiritú de la Maestra de Lanzas atrapada en un putrefacto cuerpo inmobil en la Meseta de Yahnur.

Fundando un imperio[editar]

Estatua de Palawa Joko en frente de La Necrópolis.

Desde cientos de años Palawa Joko gobierna toda Elona. Con la presencia de Zhaitan, Kralkatorrik y las fuerzas de Palawa Joko, la comunicación con Elona es imposible.


Path of Fire[editar]

El estandarte de Joko utilizado en todo su reino.

Mundo Viviente 4[editar]

Legado[editar]


Localización[editar]

La Niebla

Relacionado con la historia[editar]

Historia de Path of Fire[editar]

Mundo Viviente 4[editar]

Habilidades de combate[editar]

Habilidad
  • Inmortal
Efectos

DesafíoDefiance bar segmented.png

Galería[editar]

Notas[editar]

Curiosidades[editar]

Logros relacionados[editar]

Ver también[editar]

Objetos asociados

Referencias[editar]